¿Qué tan cerca está Everton de jugar la Champions League, el gran anhelo de James Rodríguez?

James Rodríguez expresó este martes en diálogo con la cuenta oficial de Everton que su gran objetivo es volver a jugar la Champions League, una competencia con la que el equipo de Liverpool sueña y por cuya clasificación da pelea.

“Este año veo la Champions League por tele desde casa y es duro. Creo que tenemos lo que necesitamos para estar ahí el próximo año. Tenemos que tener hambre para ganar cada partido. Tenemos jugadores talentosos de alto nivel. Si todos seguimos el mismo camino, seremos capaces de lograr cosas increíbles", afirmó el cucuteño.

El deseo es claro: jugar el máximo torneo continental, algo que representaría un logro gigante para los Toffees. Everton jugó la Champions por última vez en 2005/06, pero no pudo superar las fases previas. Solo disputó la Copa de Europa tres veces: en 1963/64, 1970/71 (llegó a cuartos de final) y en 2005/06.

Aunque es uno de los más grandes de Inglaterra, por tradición, historia y títulos, el palmarés europeo de Everton es escaso. Y Carlo Ancelotti y James lo saben, por eso ambos destacaron la importancia de una clasificación. El DT italiano dijo que buscará eso con tanta intensidad como un trofeo.

Hoy, casi a mitad de la Premier League, Everton está firme en la lucha. A diferencia de otros años, la tabla del torneo inglés está muy apretada. Solo 10 puntos separan a los líderes del 12mo clasificado. Todo puede ocurrir todavía. El equipo de James y Yerry Mina está séptimo con 29 unidades, las mismas que Tottenham, hoy cuarto y dueño de la última plaza. Southampton y Manchester City suman la misma cantidad, pero los primeros tienen un partido más y los segundos uno menos.

Para dar pelea en serio, es importante ganar los mano a mano contra competidores directos, algo que Everton supo hacer y muy bien, ya que venció a Tottenham, Chelsea y Leicester. Ahora, necesita perder menos puntos contra rivales de menor jerarquía, como West Ham, que lo derrotó el pasado viernes.

James conoce a la perfección esta disputa, más que cualquier otro de sus compañeros. Debutó en la Champions en 2011 con la camiseta de Porto y jugó 8 ediciones. Fue campeón en dos ocasiones con Real Madrid y también brilló con Bayern Munich.

Conducir a Everton a la Champions convertiría a James en un héroe eterno de Goodison Park. El camino comenzó bien y el cucuteño tiene el talento para llevarlo a cabo.