Manchester City: Gundogan compensa la falta de goles de Agüero y corona la mejor temporada de su carrera

El jugador turco supo aprovechar el espacio que dejó David Silva, ídolo de la afición inglesa, y se consagró como "dueño del equipo" en el momento más delicado e importante de la campaña

El Manchester City juega como campeón de Inglaterra por primera vez este viernes (14). La máquina de Pep Guardiola visita al Newcastle United en St James 'Park por la Fecha 36 de la Premier League.

Es seguro decir que, incluso en un equipo tan bien entrenado y con muchas cualidades, no habría obtenido el título de Inglaterra sin Ilkay Gundogan. El centrocampista alemán vive la mejor temporada de su carrera.

Pero lo sobresaliente es que, para vivir su momento mágico con la camiseta blanquiazul, Gundogan tuvo que reinventarse y, de alguna manera, asumir la responsabilidad de dos leyendas de la historia del club.

Gundogan supo aprovechar el espacio que dejó David Silva, ídolo de la afición inglesa, y se consagró como "dueño del equipo" en el momento más delicado e importante de la campaña.

El inicio del City en la temporada no fue el mejor. Incluso cayeron en casa ante el Leicester City por 5-2, uno de los tres juegos en los que Gundogan ni siquiera estuvo en el campo. Sí, pocos lo recuerdan, pero el camiseta número 8 tenía COVID-19 y estuvo ausente en el arranque de la Premier League.

Su vuelta a las canchas fue paulatina con 25 minutos ante el Arsenal. Se quedó en el banquillo ante el Tottenham, partido que perdieron por 2-0 y a pesar de que el City dominaba la posesión del balón, no encontró la forma de traspasar el "autobús" de José Mourinho.

Hasta que llegó diciembre y, con el, un Gundogan nunca antes visto. Debilitado por la lesión de Kevin de Bruyne, el City necesitaba un nuevo protagonista. Y encontró la figura del alemán, que mostró ser más que un mediocampista.

Del 15 de diciembre al 13 de enero, el centrocampista firmó una increíble racha goleadora al anotar dos tantos contra el Liverpool, en Anfield, y dos ante el Tottenham, en un 3-0.

Fue, de lejos, la mejor marca de la carrera de un jugador que se desempeña como centrocampista en Manchester, pero que ganó más libertad para contribuir ofensivamente. Gundogan suma 12 goles en la Premier League, que, de forma inesperada, incluso compensaron la ausencia del máximo goleador del equipo: Sergio Agüero, que vive su última temporada en Manchester sin el brillo de antaño al ser víctima de molestias durante gran parte de la campaña.

En un equipo con estrellas de calibre internacional y con Kevin de Bruyne como el principal protagonista, Gundogan vivió su momento de gloria. Decidido e ilustrado, el alemán tiene ahora otro objetivo: llevar al City a ganar el título soñado: la Champions League. La final será contra el Chelsea y está programada para el 29 de mayo.

Si la final se hubiera disputado entre diciembre y febrero, el ritmo del equipo pasaría sin duda por los pies del centrocampista. Y ahora, ¿puedes cerrar el año mágico levantando la 'Orejona'?