El estadio de San Siro no tiene interés cultural y se podrá derrumbar

MILÁN - La Comisión regional para el patrimonio cultural de Lombardía (norte) estableció que el estadio Giuseppe Meazza de San Siro "no tiene interés cultural" y puede ser derrumbado, tras un estudio solicitado por el Ayuntamiento milanés ante la posible edificación en esa misma zona de un nuevo coliseo para Inter y Milan.

La Comisión lombarda consideró, en un documento firmado el pasado 13 de mayo y desvelado este jueves, que ya no quedan rasgos suficientes del estadio originario, edificado en 1925, para que la instalación se considere de interés cultural para la ciudad.

Dicho organismo intervino a petición del alcalde milanés Giuseppe Sala, quien está trabajando junto al Milan y al Inter en un proyecto de construcción de un nuevo estadio, que surgiría en la misma zona del actual coliseo y que debería estar listo antes de 2024.

A finales de 2019, los dos clubes milaneses presentaron dos proyectos, realizados por el grupo estadounidense Popoulous y por el consorcio ítalo-americano Manica-Cmr Sportium.

El primero planea edificar un nuevo San Siro, de base rectangular, que se inspire en el estilo gótico del Duomo milanés y en la Galería que surge a pocos metros del monumento símbolo de la ciudad lombarda.

El segundo proyecto prevé unas líneas futuristas, marcadas por dos anillos que se entrelazan y que simbolizarían la unión entre el pasado y el futuro del Inter y del Milan. El exterior del coliseo se iluminará de forma distinta dependiendo del equipo que juegue.

Unas de las opciones que estudian el Milan y el Inter es eliminar solo algunas partes del actual San Siro y mantener otras para convertirlas en una ciudad deportiva a disposición de los ciudadanos.

Tanto el Inter y el Milan como el Ayuntamiento confían en acabar las obras antes de 2024, para que el estadio esté a total disposición para albergar la ceremonia de apertura de los Juegos de Invierno de 2026, previstos en Milan y Cortina.