Estadio Azteca presentó sobrecupo de aficionados en algunas zonas para la semifinal de ida

En algunas zonas las gente optó por sentarse en el piso al no encontrar lugares disponibles para disfrutar de la semifinal de ida

Los organizadores del América contra Pachuca esperaban entre 50 mil o 60 mil aficionados para las semifinales que se jugaron en el Estadio Azteca, lo que ocurrió es que casi se llenó la casa de los azulcremas y algunas zonas reportaron sobrecupo.

En la parte alta del Estadio Azteca, los aficionados que asistieron a la semifinal de ida tuvieron que sentarse en el piso o en los pasillos, debido a que ya no había lugares disponibles en las gradas.

El sobrecupo provocó que la seguridad se tuviera que movilizar a los pasillos, para tener controlados a los aficionados y evitar algún desorden.

Los boletos en la zona alta tenían un costo de 150 pesos, pero no se esperaba que el Estadio Azteca estuviera lleno debido a que el partido se jugó a mitad de semana, a las ocho de la noche.

Aún así, desde una hora antes del partido, el estacionamiento del Estadio Azteca estaba lleno, por lo que se tuvieron que cerrar los accesos y hubo dificultades para ingresar al inmueble, debido a las filas que se hicieron en las entradas donde se revisaba el boleto. Además que hubo dificultades en las vialidades cercanas al recinto.

Hasta antes del juego contra el Pachuca, la mejor entrada en el Estadio Azteca fue un juego entre el América y el Cruz Azul, que tuvo una asistencia de más de cincuenta mil aficionados.

Para el partido contra Pachuca, tras la sorprendente reacción de las Águilas en el Clausura 2022, se esperaban entre cincuenta y 60 mil aficionados, pero se rebasaron las expectativas.

La parte alta del Estadio Azteca se llenó y hubo sobrecupo en esa zona, lo que obligó que los aficionados se tuvieran que sentar en los pasillos y escaleras, para ver la semifinal entre Pachuca y América.