Amaury Vergara se compromete a aumentar sueldos al equipo de Chivas femenil

Chivas Femenil consiguió el título de Liga y la afición exigió al propietario aumento de sueldo a las jugadoras, situación que aceptó Amaury Vergara.

Al final de la celebración de la obtención del título de Liga de Chivas Femenil, el propietario del Guadalajara, Amaury Vergara respondió de manera positiva ante la petición de la afición y sus jugadoras, ante un aumento de sueldo de cara la siguiente campaña.

En la parte final de la celebración, Amaury Vergara, y la directora deportiva de Chivas, Nelly Simón, se reunieron junto al plantel para tomarse la fotografía oficial con los aficionados.

Después de estar por algunos minutos con las fotografías, los seguidores del Guadalajara se hicieron sentir con el propietario de Chivas y la directora deportiva, luego de pedir en reiteradas ocasiones el aumento de sueldo al equipo femenil Rojiblanco.

“¡Súbeles el sueldo, súbeles el sueldo, súbele el sueldo!” exclamó a un solo gritó la afición Rojiblanca que se dio cita en el festejo y comenzó a presionar al propietario de Chivas, Amaury Vergara.

Después de varios gritos por parte de la afición, el micrófono llegó a manos de la joven, Isabella Gutiérrez, quien, sin dudarlo, siguió la corriente a los aficionados de Chivas, alzando la voz y con el micrófono en mano haciendo más sonoro la petición de los aficionados: “Súbannos el sueldo, súbannos el sueldo”.

Al llegar a más personas el mensaje, la afición aplaudió el que se exigiera el que se aumentará el sueldo a las campeonas, motivo por el que se aplaudió la determinación.

Ante los múltiples gritos de la afición, el propietario del Guadalajara, Amaury Vergara, reaccionó de buena manera, asentando la cabeza, confirmando que el sueldo de las jugadoras aumentará, luego de que también con la mano derecha realizó la seña afirmando la petición de la afición.

Ante la reacción del mandamás del Guadalajara, la afición le aplaudió la determinación, por lo que, por primera vez en toda la noche, cambió los abucheos por aplausos, después de que, durante todo el festejo, no fue bien recibido por los seguidores Rojiblancos.