Santiago Baños asegura que no hubo ofertas por Bruno Valdez; el América está completo, dice

Santiago Baños, presidente del América, aseguró que no tuvieron ofertas por el defensa paraguayo, Bruno Valdez

MÉXICO -- El presidente del América, Santiago Baños, aseguró que nunca hubo una oferta por el paraguayo Bruno Valdez del equipo árabe Al Hilal y que hasta hoy no existe ninguna para que salga del club.

En entrevista para ESPN Radio Fórmula, Santiago Baños despejó dudas que hay alrededor de América, a unos días que inicie el torneo Apertura 2022.

“Lo que ha salido en los medios de una oferta de un equipo árabe por Valdez es pura especulación; no ha llegado nada en concreto al club. Al día de hoy no hay una oferta formal de ningún club por Bruno. Existió un interés de Bravos, pero no se dieron las cosas. Hoy seguimos en el mismo camino”, dijo el directivo.

Por otro lado, Baños reveló que en su momento hubo pláticas por Germán Berterame y con Atlético de San Luis, pero no le gustó la forma de operar de Atlético de Madrid y decidió retirarse de la negociación. Dijo que los números por el jugador no le cuadraron.

En cuanto a Jonathan Rodríguez, comentó que el atacante uruguayo todavía no está registrado, ya que es "muy laborioso" cuando se da de alta a un jugador, sobre todo viniendo del extranjero,.

Pese a que considera completo el equipo, el dirigente comentó que a menos que hubiera una baja de último momento, llegaría un refuerzo más; de no ser así el equipo se queda como está; aclaró que no habrá "fichajes bomba".

"Con la llegada de Jonathan Rodríguez, Nestor Araujo y Jurgen Damm, estamos completos. Si no sale nadie más, no habrá más refuerzos", expresó.

En cuanto a la visión que tiene el dueño de América del equipo, Emilio Azcárraga, Baños comentó que siempre está al pendiente y que “es el aficionado número 1 de América”.

Por último, Santiago Baños manifestó que sería bueno regresar al ascenso y descenso en el futbol mexicano, pero que algo debía hacerse porque no había un control financiero en los clubes y nadie sabía de dónde provenía el dinero para invertir.