Medio centenar de extranjeros se quedarían sin jugar con regla 8/10

En la asamblea de dueños de la Liga Bancomer del próximo lunes se decidirá si se mantiene la regla 9/9 o se cambia a 8/10, que obligaría a los equipos a incluir en su convocatoria a ocho futbolistas extranjeros y 10 mexicanos. Eso provocaría que 51 de los 187 extranjeros registrados en México fueran a las gradas cada jornada.

En el actual torneo, Atlas y León son los que más foráneos tienen registrados en su plantilla, con 14. En caso de que se cambie la regla, seis de sus jugadores no podrían tener actividad cada ocho días. Los clubes menos afectados serían Pumas y Cruz Azul, ya que los universitarios tienen registrados a siete extranjeros y los celestes ocho.

A pesar que 15 de 18 equipos tienen más de ocho extranjeros en sus plantillas, ninguno alinea a más de ocho por partido. Los Xolos de Tijuana, Santos, América y Monterrey utilizan en promedio ocho jugadores foráneos en sus alineaciones cada jornada.

Después de Chivas, que no utiliza extranjeros por tradición, Necaxa y Cruz Azul son los equipos que menos jugadores nacidos fuera de México alinearon en el Clausura 2019, en promedio tenía cuatro por partido. A los Rayos y Celestes le siguen Puebla, Toluca, Pumas, Pachuca, que tenían una media de cinco jugadores foráneos por compromiso en la Liga MX.

Tiburones Rojos tienen a 13 jugadores extranjeros registrados en su plantilla, pero sólo utilizaban en promedio a siete. Si cambia la regla, el equipo del Puerto tendría que enviar a cinco de sus futbolistas no nacidos en México a la grada.

El origen de la regla era proteger al futbolista mexicano, para no impedir su desarrollo por exceso de extranjeros. Por primera vez desde que en el 2016 se instauró la regla, los jugadores locales tendrían ventaja frente a los foráneos.

La regla 8/10 se debió de incluir en el reglamento desde la temporada pasada, pero se decidió mantener el requisito de nueve extranjeros y nueve mexicanos por alineación, debido a que regresó la obligación de los clubes de alinear por mil minutos a un jugador menor de 20 años 11 meses.