Refuerzos de León lograron el 82.9 por ciento del total de puntos

Macías marcó el gol de la diferencia en semifinales. Imago7

Los cinco refuerzos de León cayeron como anillo al dedo y fueron de las piezas más importantes en el esquema de Ignacio Ambriz. Con resultados inmediatos, la quinteta que llegó al Bajío en el Clausura 2019 fue la principal fuente de ataque, ya que aportó el 82.9 por ciento del total de los puntos que la Fiera consiguió en la campaña.

Gracias al buen momento que estos cinco elementos vivieron con el club, León pudo llegar a la marca de 41 unidades, siendo la mejor cuota en este rubro desde que aparecieron los torneos cortos en 1996. Anteriormente, solo hubo dos ocasiones en las que también alcanzaron los 40 puntos. La primera fue en el Verano 2003 y la segunda en Apertura 2007, aunque ambos en el Ascenso MX.

Con las anotaciones de los refuerzos, los esmeraldas sumaron un total de 34 puntos, donde ganaron 11 juegos, empataron uno y perdieron otro, sumando el total de 82.9 por ciento.

Ante los únicos equipos que los refuerzos no pudieron marcar en fase regular fueron Tigres, Xolos, Lobos BUAP y Necaxa.

COLABORARON EN MÁS DE LA MITAD DE GOLES

Los Panzas Verdes marcaron 41 goles en el semestre y tuvieron la mejor ofensiva de la Liga MX. De dichos tantos, 22 fueron de Ángel Mena, José Juan Macías, Joel Campbell, Vinicio Angulo y Rubens Sambueza.

Ángel Mena fue quien encabezó la cuota goleadora. Después de vivir un sube y baja con Cruz Azul, el ecuatoriano tomó su segundo aire con los Esmeraldas y desde la jornada 4 tomó velocidad para perfilarse como el mejor goleador del torneo.

El sudamericano realizó 14 anotaciones en la fase regular y, aunque no se ha hecho presente en la liguilla, fue vital en la fase ante Xolos en los cuartos de final.

Después de Mena, José Juan Macías fue el mejor aportador al ataque de la Fiera. El juvenil mexicano, quien solo jugará la semifinal de vuelta ante el América para concentrarse con la Selección Nacional Sub-20 y disputar el Mundial de la especialidad, realizó ocho anotaciones y no solo fue el mejor nacional del equipo, sino de toda la Liga MX, pues se coló al quinto lugar de la tabla de goleo individual.

Macías tuvo la peculiaridad de marcarle a tres de los cuatro equipos considerados “grandes” en el balompié nacional. América, Pumas y Chivas fueron víctimas de sus mordidas en la fase regular. Por si fuera poco, un gol suyo aseguró la victoria de León en la semifinal de ida ante las Águilas.

Después, Joel Campbell marcó la diferencia por la banda derecha. El costarricense estuvo en 13 juegos para un total de 921 minutos en fase regular y aportó dos goles. A sus 26 años, el tico arribó con un cartel de gran recorrido por Europa. Ante de León estuvo en clubes como el Real Betis, el Villarreal, el Sporting de Lisboa y el Arsenal.

El cuarto refuerzo que también aportó a la cuota goleadora fue Vinicio Angulo. A pesar que sus minutos de juego no fueron muchos, el ecuatoriano aportó dos dianas en los ocho juegos que disputó. Tras su paso por el Ascenso MX con Dorados de Sinaloa y con Diego Armando Maradona como su director técnico, el sudamericano brincó a la máxima categoría y de a poco busca consolidarse.

El quinto refuerzo fue Rubens Sambueza. Aunque el argentino, naturalizado mexicano, no tuvo un torneo como hubiera querido debido a la lesión que sufrió y que lo marginó por casi 10 fechas, también es una pieza clave para Ambriz. Su calidad es indiscutible y su experiencia es vital para el cierre de la liguilla.