Prensa: FMF ha recibido más de 80 resultados adversos de controles antidopaje

MÉXICO - En los últimos seis años, la Federación Mexicana de Futbol ha recibido más de 80 resultados adversos de controles antidopaje realizados a jugadores de la Liga Bancomer. La sustancia prohibida que aparece en la mayoría de las pruebas es el clembuterol.

De acuerdo a información del diario Reforma, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte detectó 85 casos de 2,125 muestras a futbolistas profesionales que dieron positivo por clembuterol. Por otro lado, un jugador dio positivo por dexametasona y otro a betametasona.

En entrevista con el medio previamente citado, Enrique Bonilla, titular de la Liga Bancomer, señaló que los jugadores que se les detectó clembuterol en su organismo se tratan de "casos accidentales y negligencia médica".

"El futbol mexicano no está obligado por ningún reglamento ni por ninguna ley a ejercer los controles antidopaje, los ejerce porque el futbol mexicano quiere un deporte limpio y porque confía en que el trabajo que se hace en los clubes es el adecuado y que no se requiere de sustancias extrañas al cuerpo para mejorar el rendimiento", señaló.

"Hemos participado entregando todas las muestras, los estudios, haciendo cuestionamientos a los jugadores afectados de dónde consumieron los alimentos, dónde los compraron, dónde fueron cocinados, etcétera, todo esto para que las autoridades tengan un seguimiento de dónde se dan los casos y puedan actuar en consecuencia. Nosotros estamos claros, estamos transparentes y actuando de conformidad con lo acordado", agregó.

Bonilla aseguró que de los 85 jugadores que han arrojado positivo por clembuterol ninguno tuvo dos analíticos adversos por la misma sustancia, por lo que es una prueba de que el futbol mexicano se esfuerza por tener una liga limpia.

"Nosotros en el país somos los que más pruebas realizamos y repito, de manera voluntaria, y aportamos todas las muestras para que se hagan los estudios y aportando la información sobre la ingesta", expresó.

"Sería muy riesgoso para él (jugador) caer en una repetición, entonces nos indicaría que esa persona está actuando de manera incorrecta y hasta hoy en día no ha habido ningún caso", destacó.

Por último, sobre los jugadores que dieron positivo por dexametasona y betametasona, sustancias que se utilizan como antiinflamatorios, pero que están prohibidas por la Agencia Mundial de Antidopaje, Enrique Bonilla, aseguró que ambas situaciones se trataron de negligencia médica y los futbolistas pudieron seguir jugando.