Lo que no se vio de la llegada de Guillermo Ochoa a México

Club América

MÉXICO -- El arribo de Guillermo Ochoa fue el suceso más importante del futbol mexicano en el día. Su imagen, rodeado por cientos de seguidores del América fue vista en todos los medios, pero en ESPN Digital te presentamos las curiosidades de dicho momento.

SORPRESA EN TURISTAS

Aficionadas y medios deportivos aguardaron durante casi dos horas la salida del cancerbero y seleccionado nacional. Esto provocó que los turistas internacionales, provenientes de Europa y Sudamérica, observaran la fiesta que se montaba en la terminal 2. La gran mayoría de las personas quedaron sorprendidas por el ambiente, mientras otros no desaprovecharon y sacaron el celular para grabar todo.

REFUERZOS FEDERALES

La policía del lugar fue superada por la gran cantidad de aficionados y barristas que se presentaron. Debido a esto tuvieron que llegar algunos elementos de la policía federal, los cuales trataron de imponerse y recuperar un poco de los metros perdidos con el objetivo de darle mayor libertad de movimiento a Ochoa.

PLANEACIÓN FALLIDA

Ante la importancia del acontecimiento medios de comunicación y líderes de las barras buscaron una solución para que cada uno obtuviera lo que deseaba. En principio se planeó que Ochoa posara para los medios y hablara un par de minutos, y posteriormente recibiera el afecto de los seguidores en el pasillo que se armó, pero todo fue arruinado apenas el guardameta pasó la puerta. Los barristas apenas lo dejaron hablar 20 segundos, posteriormente lo llevaron al tumulto de personas que no respetó su propia valla y los trapos colocados terminaron en el suelo.

SIN FIESTA COMPLETA

A los grupos de animación les permitieron estar en el sitio para recibir a su jugador con globos y tambores, pero la autoridad se impuso cuando estos buscaban colgar desde el segundo piso telares gigantes que pretendían formaran un arco.

FAMILIA DE OCHOA

Uno de los aspectos que más le preocupaba a 'Paco Memo' era que su familia fuera a sufrir ante el tumulto, por ello aguardó a que su familia saliera rápido y estuviera a salvo.

INVADEN CAMIONETA

La unidad que llevó a Ochoa a su casa estuvo en riesgo. Primero, un grupo de personas comenzó a mover la unidad estacionada afuera de la puerta cuatro, mientras que algunos otros aprovecharon la ocasión para subirse al cofre y también al techo. Una persona se subió al cofre, por lo que el chofer aceleró y frenó en seco con el objetivo de bajar al sujeto.

FRENAN EL TRÁNSITO

Las casi 500 personas que fueron a la llegada del futbolista provocaron que la zona de salidas se viera afectada, ya que los automóviles no pudieron llegar hasta la zona de abordaje y estuvieron algunos minutos parados.

MAYOR AFICIÓN QUE EN LLEGADA DE MÉNEZ

Ochoa, quien es de los últimos referentes azulcremas, provocó que una gran cantidad de personas asistiera al lugar con el único objetivo de ver de cerca al portero. Familias y aficionados asistieron por igual para ver al fichaje 'bomba'. Esta imagen contrastó con la de hace año y medio con el francés Jérémy Ménez, quien fue recibido por decenas de barristas, los cuales fueron convocados por la directiva.