Marco Antonio Rodríguez, el alumno más avanzado del ENDIT

MÉXICO -- El estilo de Marco Antonio Rodríguez como director técnico tiene como ingredientes la capacitación y actualización de Pedro Caixinha, la paciencia y respeto de Enrique Meza y el equilibrio de los equipos de Manuel Lapuente.

Dos años antes de su retiro como árbitro profesional, en 2012, 'Chiquimarco' decidió ingresar al curso para entrenador de futbol de la Escuela Nacional de Directores Técnicos (Endit) de la Federación Mexicana de Futbol. Desde ese momento manifestó su interés de llegar a un equipo profesional, oportunidad que por fin le llega como inminente técnico de Unión Deportiva Salamanca, equipo de la Segunda División B de España.

“Recuerdo el respeto que le provocaba Enrique Meza, Manuel Lapuente, gente que dirigió y que le tocó convivir con ellos desde la cancha y compartía su idea. Desde entonces, tenía muy claro su estilo de juego, quería un futbol equilibrado, ofensivo por momentos, pero con una buena defensa, y así nos lo hizo saber cuando le tocó compartir su idea futbolística”, recuerda Joaquin Beltrán, exfutbolista y compañero de generación del exárbitro en el Endit.

El enfoque de Marco siempre estuvo en el campo de juego. Como árbitro asistió a tres mundiales de futbol y pitó 12 finales de la Liga MX. Ya con el título de entrenador no desistió en su proyecto de carrera hasta que un equipo se interesara por contratar a un exsilbante con gafete FIFA, activo durante 25 años.

“Mantenía su estilo analítico y combinaba el pitar con su formación como entrenador. Nos tocó intercambiar puntos de vista provocados por los debates con los maestros del Endit”, recuerda Joaquín Beltrán.

El exdefensa de Pumas también califica a su compañero como un estudiante aplicado, incluso cuando sus obligaciones como árbitro le provocaba ausentarse, el nazareno buscaba la forma de retomar sus tareas y actividades. Los lunes en la mañana cumplía con sus evaluaciones como silbante, mientras que las tardes estaban destinadas para su preparación como estratega.

Ningún equipo en México se interesó por tener a un exárbitro en el banquillo, y viajó a España para complementar su formación, primero al obtener la licencia de entrenador en grado superior por la Real Federación de Futbol de España y posteriormente obtuvo la certificación que lo avala como director deportivo.

Su nuevo objetivo será cumplir con la licencia de entrenador que expide la UEFA y, a falta de la confirmación del Salamanca, tendrá su primera experiencia como director técnico, dentro de un contexto con elementos mexicanos como Ulises Zurita, presidente del cuadro salmantino, quien en el pasado fue directivo de Gallos Blancos, y futbolistas mexicanos como Martín Galván, Jehú Chiapas, Néstor Calderón.

“Siempre tuvo en mente dedicarse a la dirección técnica y en el futbol hay que actualizarse porque hay cambios de trabajo, de reglas. Siempre tuvo la idea de ser director técnico”, señaló Joaquín Beltrán sobre el nuevo técnico de Salamanca, Marco Antonio Rodríguez.