'Chaquito' Giménez desvela contacto con Betis, pero prefiere mantenerse en Cruz Azul

Santiago Giménez debutó en el Apertura 2019 y acumula 98 minutos de juego con Cruz Azul. Imago7

MÉXICO -- Santiago Giménez antepuso su cariño por Cruz Azul, al posible interés del Real Betis de España, pues aseguró que él y su papá, Christian ‘Chaco’ Giménez, tienen la mira puesta en que consiga triunfar en la Máquina Celeste.

El joven delantero cruzazulino se refirió a este tema en entrevista exclusiva con ESPN Digital: “La verdad, yo amo a Cruz Azul y siempre he dicho que me gustaría jugar aquí. Sí, he tenido muchas otras propuestas de otros equipos, pero la decisión de mi papá y mía, es que preferimos a Cruz Azul porque nos identifica”.

Santiago confirma que un visor de Real Betis estuvo presente en el partido entre Pumas y el club celeste, y el interés del club español es observar a varios jugadores que participan en las fuerzas básicas de algunos equipos de la Liga MX. "Hablaron con mi papá, pero no es que sólo me hayan venido a ver a mí", añadió.

El interés del equipo español por elementos mexicanos no sólo se reduce a la reciente incorporación de Diego Lainez o al estatus que tiene Andrés Guardado, quien ha portado el gafete de capitán, explica el jugador de 18 años de edad, a la institución sevillana les gusta el jugador mexicano y quieren hacer que vayan más futbolistas a Europa.

"Abren la puerta a muchos futbolistas que estamos aquí. Yo creo que se dieron cuenta del talento que hay aquí”, expresó el hijo de Christian Giménez.

Acerca de si lo inquietó que el club ibérico haya reparado en él, fue directo al sostener: “No, la verdad que no me inquietó nada, porque yo siempre pongo mi esperanza en Dios, y sé que él me va a poner en el lugar indicado y en el tiempo indicado. Sé que todo está en manos de él, así que donde me toque estar y donde sea voy a dar lo mejor de mí”.

CAMINO SINUOSO RUMBO AL PRIMER EQUIPO

El 29 de agosto de 2019 fue la fecha de debut de Santiago Giménez en Primera División, desde entonces acumula tres partidos jugados y 98 minutos de participación; pero desde que Robert Dante Siboldi llegó a Cruz Azul sólo ha sumado tres minutos.

“Jugué un poquito y ya me ha llevado a banca para ser opción, pero no me ha tocado. Yo voy a estar listo para cuando me toque, pero la verdad no me ha dicho nada, no ha hablado conmigo… Yo siempre en cada entrenamiento trato de dar lo mejor para demostrar que puedo estar ahí”, sentenció.

Con un par de semanas bajo el mando del entrenador uruguayo, Santiago indica que Siboldi ha fomentado una gran comunicación con sus pupilos, aunque también con Pedro Caixinha había muy buen ambiente, por lo que espera que se empiecen a dar los resultados para llegar a la liguilla.

Santiago es uno de los elementos que tienen la carga de que sus padres fueron futbolistas profesionales y que buscan abrirse paso y crear su propia historia en el balompié. “No es que sean hijos de futbolistas, o no; todos luchan por un sueño y yo creo que el hijo de futbolista, como ve a su padre de niño jugar, le empieza a gustar el futbol”.

Cabe recordar que tras mucho trajinar y sostener un sin fin de entrenamientos con la Máquina Celeste, pero no ser tomado en cuenta, finalmente el ‘Chaquito’ fue registrado con el plantel de Cruz Azul en el presente campeonato.

Su ansiado debut en Liga fue ante Tijuana, luego que tuviera que esperar dos largos años para hacerlo, ya que su presentación con este uniforme fue en la Copa MX el 2 de agosto de 2017, cuando vio acción durante cuatro minutos contra Tigres.

“Por mi parte te pudo decir que sí me han tocado etapas muy duras, que tuve que sufrir mucho para aprender de todo y llegar hasta aquí. Siempre he sacrificado demasiado; no sé cómo son los otros chicos, pero en mi carrera sí he tenido sufrimientos, tristezas, desánimos y sacrificios”.

Entre sus momentos más terribles en pos de ese anhelado debut, recordó el episodio de hace seis meses, cuando sufrió una trombosis en el brazo que lo pudo haber dejado fuera de las canchas.

"Me dijeron que, si no salía de eso, ya no podía volver a jugar futbol. Fue casi como lo que le pasó a (Miguel) Calero al principio y después le pasó en la cabeza, pero esa noticia me llegó muy duro. Estuve seis meses parados sin entrenar y lo único que yo quería era pegarle a la pelota. Ahí me di cuenta, yo creo, de todo lo que significa el futbol para mí”, mencionó.

UN ESTILO DE VIDA

--¿Qué es el futbol para Santiago Giménez?

“Un estilo de vida, porque yo quiero dejar mi legado en el futbol y qué mejor que trabajar de esto, que te paguen por hacer lo que te gusta y divertirte en tu trabajo. El mejor consejo que mi papá me ha dado, es que nunca me rinda y que siempre tenga fe en Dios para salir adelante”.

--¿Hay más diferencias o semejanzas con su padre, el ‘Chaco’ Giménez? Él lo explica: “Yo creo que hay más diferencias, porque somos jugadores totalmente distintos. Por ahí yo soy un jugador más potente, por ahí él es un jugador con más carácter y no sé… Yo creo que en el disparo a gol somos iguales, pero sí hay más diferencias por el físico y por la posición”.

Sobre por qué cree que a veces no triunfan los hijos de futbolistas, explicó: “No me gusta separar ‘hijos de futbolistas’ y ‘no hijos de futbolistas’. Todos son seres humanos, son todos iguales y ¿por qué no llegan? Por ahí, porque Dios les tiene destinado otro camino, o porque se pierden; la vida del futbolista es muy complicada, te invitan a fiestas y no puedes ir y por ahí se van por ese camino”.

Dijo que las nuevas generaciones de jugadores son mejores que las pasadas, “pues ahora estamos viendo a muchos grandes talentos, como Diego Lainez, Edson Álvarez, José Macías y Jonathan González, todos ellos van creciendo. "La verdad es que con la nueva regla están saliendo jugadores muy buenos”, concluyó.