Cruzalta de polémica jugada sobre Villaluz, a interino en Toluca

play
La 'rueda de la fortuna' entre César Villaluz y José Manuel Cruzalta (1:12)

La Final del Torneo Apertura 2008 marcó los destinos en las carreras de ambos jugadores, quienes ahora tienen presentes muy contrastantes. (1:12)

El cese de Ricardo La Volpe al frente del Toluca, da una oportunidad a José Manuel Cruzalta, a lado de Jesús Rodríguez, de dirigir al primer equipo de los Diablos, y de manera indirecta, tratar de borrar el moemnto que más se recuerda del ex defensor: la dura falta sobre César Villaluz, jugador de Cruz Azul en la Final del Apertura 2008, la cual provocó la salida del jugador celeste. Al final, el equipo del Estado de México se llevó el título.

Toluca recibió en el Nemesio Diez al Cruz Azul, que buscaba romper su sequía de títulos, mientras que los Diablos Rojos eran favoritos para ganar, al tener una ventaja de dos goles, pero los cementeros lograrón igualar el marcador global con un Villaluz que se había destacado como uno de los jugadores más peligrosos del conjunto celeste.

Sin embargo, al minuto 72, César ingresó al área rival y el defensa de los Diablos, Cruzalta, quien tenía solo 17 minutos en el terreno de juego, detuvo de manera violenta al celeste y pese a que era una falta evidente, el silbante, Roberto García Orozco, sorpresivamente no marcó nada y solo permitió la entrada del cuerpo médico del Cruz Azul para que atendieran a Villaluz, quien abandonó el terreno de juego en camilla.

A la postre, Toluca derrotó al Cruz Azul desde los once pasos y se coronó campeón del balompié azteca. Sin embargo, la jugada protagonizada por Cruzalta y Villaluz fue lo más recordado de aquella Final.

Sobre la violenta entrada que los marcó, César y José Manuel charlaron con ESPN en 2017. El exjugador del Cruz Azul señaló que no esperaba abandonar en ambulancia esa Final y no consideró que esa jugada afectara su carrera.

"Si fue con mala intención o no ya no importa. Uno como futbolista sabe los riegos de este deporte, al final, después de tantos años, lo tomo como un gaje del oficio.
"Más que el golpe con Cruzalta, lo que me afectó en mi carrera fue la fractura de tobillo derecho por una entrada de Jesús Molina. También he reflexionado en lo que he hecho mal. Es cierto que también se me han cerrado los caminos, por ejemplo, Tigres me quería comprar y San Luis no avisó de que estaba lastimado", expresó.

Por su parte, Cruzalta manifestó que no fue una entrada con mala intención y lo hizo porque deseaba ayudar a su equipo a consagrarse campeón, aunque si reconoció que esa acción marcó su carrera.

"La verdad es que no fue una jugada de mala fe, tengo la conciencia tranquila porque no hice nada malo, aunque mucha gente me juzgue y crea lo contrario.

"Era una final y todos la queríamos ganar. Creo que ahí influyó que era César Villaluz, que había sido campeón del mundo, que era el jugador promesa y todo lo que envuelve a Cruz Azul siempre que jugaba una final. Y yo, nunca fui mediático", señaló.

A 11 años de aquella polémica entrada, Villaluz, quien jugó para el San Luis, Tigres, Chiapas y Celaya, emigró en 2017 a Europa para jugar con el Cacereño de España, pero su aventura en el Viejo Continente duró solo unos meses. Actualmente, César, de 31 años, milita en el Deportivo San Pedro de Guatemala.

Por otro lado, José Manuel Cruzalta colgó los botines en 2013 y estudió para ser director técnico. El exdefensa trabaja en las Fuerzas Básicas del Toluca y dirige al equipo Sub20.