Nuevo Estadio Azul, "en calidad de pendiente", asegura Víctor Garcés

Víctor Garcés indicó que para poder realizar la construcción del nuevo estadio de Cruz Azul, el proyecto deberá ser aprobado por la Asamblea General de la Cooperativa. Imago7

MÉXICO -- Víctor Garcés indica que el proyecto de construcción del nuevo estadio de Cruz Azul "no se han consolidado". El club que, tras su salida del Estadio Azul, empezó la planeación para la construcción de un inmueble propio, mantiene en pausa el proyecto, revela el directivo, quien señala que “yo tengo otros planes en ese sentido, pero no lo vamos a poder comentar hasta que nos podamos reunir y ahorita no hay forma de reunirse. Es un plan que quiero proponerle a la directiva y tendrá que ser acuerdo de Asamblea General… Esto tiene que ver con el programa de un estadio”.

Le dijimos que, hace unos años, nos tocó observar unas maquetas de un estadio que tenía todo listo para empezar a construir, a lo que señaló: “No, eso fue una propuesta de quien iba a encargarse de llevar a cabo el estadio, pero todo eso es parte de muchos planes que ha habido, que no se han consolidado”.

“En este momento le puedo decir categóricamente que no hay nada definitivo; uno, se requiere forzosamente restablecer la asamblea del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul, porque es un acuerdo de asamblea. Por la magnitud, no es acuerdo de asamblea, ni siquiera de nosotros: es que la directiva lo debe llevar a la asamblea y luego, constituir la asamblea de la Cooperativa Cruz Azul; que se lleve a cabo”.

Explicó que en estos tiempos de cuarentena por el Coronavirus, se iba a realizar la Asamblea General de Cruz Azul, “pero ahorita no se ha podido hacer por obvias razones. La asamblea estaba casi programada, pero se suspendió, porque no puede haber reuniones colectivas”.

Se le pidió que fuera más claro y conciso en torno a si finalmente Cruz Azul tendrá su propia sede de partidos, y respondió: “Está pendiente, podríamos decir; está en calidad de pendiente y no se puede resolver hasta en tanto no se resuelva, principalmente, el problema de la Cooperativa. Que se ponga en orden a la Cooperativa”.

- ¿Pero usted sí ve un estadio propio a largo plazo?

“No, creo que… precisamente mi intención es que tenemos que reconsiderar nuevas opciones para el caso del estadio”.

--¿Hasta tener que salir de la Ciudad de México?

“No, no, no se preocupe… Yo también se lo presentaré a usted en el momento que, estoy obligado primero, a presentarlo a la directiva”.

EL TEMA DE LOS COSÍO

Por otra parte, negó que la directiva que encabeza Guillermo Álvarez Cuevas salió peleada con los dueños de la que fue su casa durante 22 años, el Estadio Azul.

“Absolutamente, no; se terminó el contrato, y listo. El señor (Antonio) Cosío fue categórico: ‘Lo siento, no puedo. tengo otros planes”.

Añadió: “Él no quiso renovar, no fue por diferencias económicas; fue estrictamente que él tenía planes para hacer un desarrollo inmobiliario en esa zona y al parecer, y no lo puedo asegurar, el señor Cosío no logró de parte de la ciudad (Gobierno de la Ciudad de México) las autorizaciones que él quería y eso aparentemente no lo va a lograr. Entonces, tiene ahí un asunto complicado”.

FIRME EN CRUZ AZUL

Por otro lado, Víctor Garcés reafirmó su postura en torno a su participación en la directiva de Cruz Azul y sostuvo que “categórica y definitivamente, estoy. Quien diga que no estoy, tendrá que presentarle a usted el acto de asamblea donde (se compruebe que) estoy yo retirado del club”.

Se refirió también a los disidentes de la Cooperativa Cruz Azul, que llevan varios años 'levantados en armas' contra la directiva que encabeza Guillermo Álvarez Cuevas.

“Los exsocios son un grupo como en todas partes del mundo donde hay empresas y política. Esa gente está en contra de todo, mientras no tengan la administración ellos; que no va a ser factible que la tengan, porque ya hicieron demasiados actos contrarios a la ética y a la honorabilidad de lo que se le impone a un socio. Por su desesperación, ellos ya están totalmente… para mí, no tienen forma. Ese grupo disidente no tiene forma de poder participar en la administración de la Cooperativa”.

“Ese grupo que empezó y el grupo que ha manejado, y ha denostado el nombre de Cruz Azul, y ha acudido a mítines, y a ver a esto y a ver al otro, y que han dicho 20 mil cosas de la dirección general, es un grupo que se desgastó".

Reiteró finalmente: "Al no tener ni siquiera ninguna prueba, está totalmente desgastado; ahorita estamos en reordenar”.