¿Quién debe ser el sacrificado en América para cumplir con límite de extranjeros?

La regla de jugadores no formados en México para el Apertura 2020 tiene a la directiva analizando qué futbolista no entrará en planes para el siguiente torneo, pues al contar con 12 extranjeros necesitan deshacerse de uno y así estar al parejo de la reglamentación.

Sebastián Cáceres, Bruno Valdez, Emanuel Aguilera son los elementos defensivos que tiene el conjunto de Coapa. De esta línea ninguno podría ser dado de baja.

Cáceres fue fichado el pasado mercado invernal y a pesar de estar lesionado de la rodilla el futbolista es un elemento con planes a futuro y podrá regresar a la cancha en dos meses. Por su parte, Bruno Valdez está cerca de renovar con el club y sobre la misma línea se encuentra Aguilera, quien es de la confianza del técnico Miguel Herrera.

El centro del campo es la zona con más jugadores no formados en México. Entre los hombres que ocupan los lugares están: Leo Suárez, Andrés Ibargüen, Nicolás Benedetti, Santiago Cáseres, Richard Sánchez y Renato Ibarra.

De los antes mencionados Santiago pertenece al Villarreal y su préstamo termina en diciembre. Además, el propio Herrera aceptó que es complicado que sea comprado por los emplumados debido a la crisis económica que atraviesan los clubes debido a la pandemia del coronavirus.

Leo Suárez también tiene pocos meses en México, logró un gol importante frente a Pumas y en la Liga de Campeones de la CONCACAF lució frente al Atlanta United. Ante esto, el futbolista está asegurado para quedarse en la Liga MX.

Andrés Ibargüen es uno de los hombres más regulares, aunque en su andar ha sido cuestionado por sus altibajos. Con varias temporadas en México su futuro podría no estar asegurado.

Otro fijo de cara al próximo torneo es Richard Sánchez, quien llegó con el objetivo de cubrir el espacio de dejó Guido Rodríguez y a pesar de tener un perfil bajo ha respondido dentro del terreno de juego.

Por su parte, Nico Benedetti tampoco podría salir del club debido a la lesión que sufrió en el torneo y que le tendrá todavía unas semanas más fuera de actividad.

Otra de las opciones más viables es la venta de Renato Ibarra. Los problemas legales del ecuatoriano han dividido las opiniones de los aficionados, pues un sector desea que continúe, mientras que otros tantos anteponen los valores del club.

El jugador llegó a las Águilas por cinco millones de dólares y ha sido importante para la institución en los últimos años. Además, goza con buen cartel en el país y la directiva lo tiene como transferible.

Por parte de los delanteros también son elementos que podrían estar fuera de planes para este campeonato.

Roger Martínez buscó su salida del equipo en el verano del 2019 y en enero de este año, situación que le llevó a ser separado por la directiva debido a su actitud. Sin embargo, recibió el perdón y apenas tuvo actividad en un compromiso de Liga MX.

De acuerdo a Herrera, Martínez está concentrado en la pretemporada, pero aceptó que el sudamericano todavía sueña con regresar a jugar a Europa. Esto podría hacerse realidad solamente con una buena oferta.

El otro elemento que podría ser descartado para cumplir con el reglamento es Nicolás Castillo. El chileno sufrió dos trombosis en la pierna derecha, por lo que su proceso de rehabilitación será lento y en el club desean no adelantar procesos y tenerlo concentrado en su recuperación.

Castillo perdió 10 kilos de masa muscular y el propio Herrera mencionó que es difícil que pueda tener juego en el Apertura 2020. La solución para la institución será no contar con él para este semestre y volver a inscribirlo para el Clausura 2021.

Por último, está el joven Federico Viñas. El club hizo válida la opción de compra y tiene un contrato hasta 2024. Con nueve goles en 18 compromisos es más que seguro que se mantendrá en el Nido.