Gil Alcalá pide protocolo de conmociones en la Liga MX

play
Gil Alcalá, sin temor a competencia en la puerta del Tri (1:10)

El portero del Querétaro confía en ser llamado por 'El Tata' Martino para competir por ser guardameta de la Selección Mexicana. (1:10)

Gil Alcalá pidió que se aplicara un protocolo de conmociones luego de el golpe que sufrió ante Toluca en la jornada 8

MÉXICO -- A poco más de una semana de sufrir un duro golpe en la cabeza que lo envió al hospital, Gil Alcalá reconoció que tuvo algunas molestias durante ese partido contra Toluca y dijo que la Liga MX debería implementar un protocolo para golpes en la cabeza que muchas veces provocan conmociones cerebrales.

“Realmente sí me sentía mal pero no era que me impidiera seguir jugando. Fue un golpe de cabeza, que siempre es doloroso y siempre te saca un poquito de onda, pero todo el partido me mantuve en foco, creo que la misma adrenalina me hizo mantenerme en pie y mantenerme todo el tiempo concentrado en el partido, creo que lo que me termina llevando al hospital fue toda la situación, el estrés que había vivido en días pasados, el que el equipo haya goleado (a Toluca) y obviamente el golpe, poder llegar al vestidor y poder disfrutar un triunfo, creo que se juntó todo y terminé con una situación complicada después del golpe”, dijo Gil Alcalá en entrevista con ESPN.

“Creo que realmente siempre hay que ser cuidadosos y delicados en esa situación, creo que el tema del golpe en la cabeza siempre va a ser delicado. Realmente nosotros como futbolistas tenemos que aceptar que si el día de mañana se implementa ese protocolo o esa situación se tenga que poner dentro de la cancha, nosotros entenderlo porque obviamente nadie quiere salir de la cancha; yo tenía una revancha conmigo mismo y con mi equipo y obviamente no me hubiera encantado que me sacaran, pero realmente es un tema que hay que cuidar y creo que el día de mañana la liga va a tomar cartas en el asunto con esa situación, nosotros como futbolistas debemos entender que es una situación complicada”.

Tras estar 48 horas en observación, en las que se le practicaron tomografías, radiografías y otros estudios, Alcalá fue dado de alta y jugó completo el duelo del martes 8 de septiembre contra Chivas, en el que atajó un penalti para preservar el 1-1 de su equipo, aunque no se le practicó un protocolo para superar una posible conmoción cerebral, como sí ocurre en la NFL, por ejemplo.

“Evidentemente nosotros como futbolistas y como deportistas somos competitivos en toda la extensión de la palabra, pero realmente después de haberlo vivido yo creo que es una situación donde sí se tienen que tomar cartas en el asunto. Sé que la liga está pensando en eso, que la liga va a establecer pronto ese protocolo, y nosotros como futbolistas debemos entender que realmente es una situación complicada, que no podemos dejar pasar, y que si se toma la decisión de salir de cambio, que el cuerpo técnico o cuerpo médico tome la decisión de no poder continuar, nosotros entenderlo y tomarlo de la mejor forma”, puntualizó.