Amaury Vergara y Emilio Azcárraga, herederos del Clásico Nacional que se ven por primera vez en Liguilla

Los propietarios de Chivas y América se enfrentan por primera vez en instancias de la Liguilla del torneo mexicano

El dueño del América, Emilio Azcárraga, lanzó una apuesta a su similar en Chivas, Amaury Vergara, para el primer Clásico Nacional que disputarán en Liguilla ambos herederos de los equipos más importantes de México, que consiste en apoyar a una ONG que esté en contra de la violencia hacia la mujer.

El propietario del América se presenta con la experiencia que da estar al frente del equipo desde los 29 años de edad, tras el deceso de su padre, y a partir de ahí se dedicó a engrandecer el legado familiar.

Amaury Vergara, de 33 años, suma apenas un año al frente de Chivas, tras el deceso de su padre Jorge Vergara en el 2019, y tiene la misión de superar a su progenitor. En su segundo torneo al frente de los rojiblancos, pelea en Liguilla y tiene la posibilidad de dejar en el camino al título al América.

"Estoy sorprendido (de la gestión de Amaury Vergara), por las decisiones acertadas que ha tenido. Creo que se ha rodeado de gente capaz. Yo te diría que estoy contento. Jorge tuvo la duda, porque Amaury era muy de cine y no tanto al futbol, pero recuerdo que una vez le dije: 'vas a ver que te va a gustar en dos partidos el futbol'".

"Lo veo entregado, sensato, cumpliéndole a la afición y va a ser un gran directivo", señaló Juan José Frangie, un directivo que acompañó a Jorge Vergara en la dirección de las Chivas.

Emilio Azcárraga mostró destreza en el futbol, pues tomó el mando de las empresas de Televisa en 1997, tras una época gris para los azulcrema y en menos de cinco años terminó con la sequía del equipo.

El papá de Emilio Azcárraga Jean compró al América en 1959 y lo convirtió en uno de los mejores de la Liga MX; su hijo está a punto de convertirlo en uno de época.

Por su parte, Chivas ganó seis títulos en la era de Jorge Vergara y su hijo pretende ganar al menos en su primer año de gestión. Ambos herederos son el obstáculo de uno y otro en la Liguilla del Guard1anes 2020.

En la actualidad, en caso de ganar los dos torneos que le restan al América en 2020, podría presumir que estuvo al mando del mejor década de los azulcremas en toda su historia.