Se presume que Directivos comercializaban a nombre de Raúl Gutiérrez

Algunos jóvenes que desfilaron por las filas del San José FC de la Liga del Balompié Mexicano passaron un momento amargo cuando "visores" les cobraban por entrenar bajo las órdenes del Potro Gutiérrez

El San José FC fue desafiliado de la Liga del Balompié Mexicano después de no tener el capital suficiente para mantenerse y a su paso quedar endeudados con el cuerpo técnico que encabezó Raúl ‘Potro’ Gutiérrez, jugadores y la propia Liga. Sin embargo, en San José de Gracia, una población de apenas 10 mil personas, los jóvenes que buscaron tener una oportunidad en el futbol tendrán un amargo recuerdo, ya que, se presume, algunos directivos y “visores” cobraban hasta 50 mil pesos a los candidatos que tenían el deseo de entrenar bajo las órdenes del técnico que fue campeón con México en el Mundial Sub17 de 2011.

ESPN Digital tiene conocimiento que uno de los inversionistas del club que fue cortado por la LBM trabajó en coordinación con Enrique Maqueda y Fernando Gracia, este último fungiendo como promotor dentro del equipo para que, presuntamente los aspirantes obtuvieran un lugar a cambio de dinero.

Una fuente que está enterada de todo el movimiento aseguró que “tomaron como gancho que los iba a dirigir el 'Potro' y cobraban de 10 mil a 50 mil pesos. Así empezó su engaño. Había jugadores que no jugaban nada bien y les decían que estarían con Sub21 y con el objetivo de subir el nivel. Llegaban jugadores malos y los engañaban al decirles que eran material de primera y los iba a dirigir el 'Potro’”.

Mientras que algunos jugadores tienen adeudos de cuatro o cinco quincenas y el cuerpo técnico con cinco quincenas sin cobrar, en el interior del equipo comenzaron a percatarse de cómo la plantilla creció hasta tener a 40 jóvenes.

“Inventaban que algunas tiendas abonarían y así se nos juntaron 40 jugadores y le dieron al visor 30 mil pesos. Como papá pagas los 30 mil pesos y si los corren a los tres días podía demandar y por eso es que los mantenían ahí. Todos pagaron. Algunos que se dejaban pagaban 50 mil, mientras que a otros que no tenían tanto les pedían 2 mil 500”, dijo la fuente vía telefónica.

Con el correr de las semanas fueron abandonando a los futbolistas, los cuales no tenían agua para los entrenamientos y después de los partidos comían pizza y refresco.

La fuente informó que los directivos solicitaron un préstamo al campeón del mundo Sub17, Julio ‘La Momia’ Gómez, y este dinero no ha sido pagado hasta la fecha, por lo que el formado en las fuerzas básicas del Pachuca contrató a un abogado para demandar a los empresarios.

“Mandaron requerimientos a Jesús de parte de ‘La Momia’ y la liga no tiene ningún sustento legal, ni está bien conformada. Carlos Salcido nos prometió en el vestidor, cuando jugamos el primer torneo, que nos pagarían. Desde ese momento ya nos debían dinero y nos rogó para jugar y que lo hiciéramos por él, no por los dueños del equipo. Nos dijo que la liga quedaría mal parada, porque fue la primera final y se transmitió”, remarcó. Esta fuente interna aseguró que el club “nunca tuvieron convocar a un solo patrocinador. A todos nos metieron a unas posadas y a ellos igual les deben 100 mil y 160 mil pesos a otras. Cuerpo técnico se encargaba de alimentos y todo. Todos trabajamos en condiciones malas”.