Hugo Fernández: "Solté dinamita, pero puedo soltar la bomba"

Hugo Fernández habló con ESPN Digital sobre un señalamiento que hizo en torno a Enrique Bonilla en sus redes sociales

"Solté la dinamita, pero puedo soltar la bomba", asegura Hugo Fernández, luego de haber publicado en Facebook que Enrique Bonilla, expresidente ejecutivo de la Liga MX, le pidió "50 mil dólares".

"Digo lo que me pasó. El que lo quiera creer, que lo crea, el que no, que no lo crea. Si quieren una demanda, adelante. Yo voy a mantener lo mismo. A mí la presión no me llega", ratifica sin dudar un sólo momento.

Se buscó al expresidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, pero hasta el momento en el que se publicó la nota no había respondido a nuestros mensajes.

El uruguayo que radica en Puebla comentó que el suceso ocurrió en la etapa previa a dirigir a los Dorados de Sinaloa, en 2006, y el argumento para solicitarle dinero fue que tenía una demanda en contra del equipo de Culiacán, y por eso no podía tomar el mando de los escualos.

Veracruz me quiso contratar, cuando estaba Raúl Quintana, Bonilla le llamó diciéndole que yo estaba en una demanda o algo por el estilo. Es ridículo, porque según estaba demandando a Dorados porque me tenía que pagar. Era un dinero que me debía la directiva y lo reclamé para que me pagaran, nadie me defendió, pero pedir dinero sí. Yo por decir la verdad no pude dirigir más”, narró Hugo Fernández.

“Me gustaría que lo hicieran (una demanda), ahí se va a desembocar en que va a ver una demanda de parte mía".

Después de su experiencia con los Dorados de Sinaloa, Hugo Fernández no volvió a dirigir en México y reconoce que en varias ocasiones se le solicitó el dinero para volver a los banquillos.

“Quiero aclarar algo. Decían que al señor Rocha Bandala le tenía que dar una parte del dinero, pero el señor Rocha Bandala no me pidió nada, él no estaba en esa reunión. Me da pena porque es un señor que falleció, es una mentira, no sabe para dónde agarrar, por qué no hacen un careo entre Enrique Bonilla y yo”, agregó Fernández. “Pregunte por mi en Japón, nunca le saqué un peso a un jugador, a nadie, porque no es mi vida esa. Llevo como 14 años sin dirigir, hice tan mal las cosas para no dirigir, todas las veces que dirigí al Puebla lo clasifiqué y a Dorados lo subí a Primera división”.