Oficial: Santos pierde la protesta de racismo en contra del San Luis

El club sanluisino no recibirá sanción, luego que el jugador del Santos Laguna, Félix Torres, acusara actos racistas en contra suya

MÉXICO -- Santos perdió la protesta que hizo contra Atlético de San Luis, por racismo. El equipo de la Comarca metió la queja, después de que el jugador Félix Torres salió llorando de un partido en el estadio Alfonso Lastras, supuestamente por actos discriminatorios.

La Comisión Disciplinaria tardó cerca de seis días en dar su veredicto, después de que ambos equipos presentaron pruebas. El proceso se alargó, debido a que Santos pidió una prórroga para mandar más evidencias y buscar que los responsables fueran sancionados.

"La Comisión Disciplinaria informa que, una vez realizado el estudio y análisis de las pruebas aportadas y recabadas en el procedimiento de investigación, así como del análisis de lo expuesto por los representantes de los Clubes San Luis, Santos Laguna y los oficiales de Partido, se pudo concluir que no existen elementos, ni se aportaron pruebas fehacientes para imponer una sanción en contra del jugador Germán Berterame", se lee en el comunicado de dicho organismo.

La única penalización en contra del equipo de San Luis fue por insultos al árbitro y una multa de casi 270 mil pesos.

"Se considera al Club Atlético San Luis culpable de transgredir el artículo 52 inciso r) del Reglamento de Sanciones, derivado de la conducta impropia de sus empleados y/o acompañantes al insultar al cuerpo arbitral, por lo tanto, se sanciona a dicho Club con una multa de 3,000 UMAs", se agrega.

Las pruebas que presentó el equipo de la Comarca fueron audios en los que supuestamente se escuchaban insultos racistas en contra del jugador de Santos, y señalaban a Germán Berterame, del San Luis, como el principal responsable.

Por su parte, San Luis enseñó videos en los que el presidente de Grupo Orlegi, le pedía al comisario de la Federación Mexicana de Futbol, encargado del partido entre San Luis y Santos, que reportara los insultos racistas en contra del jugador de Torreón.

En la cancha, el San Luis ganó el compromiso, pero si salía responsable de las acusaciones, podía perder los tres puntos en la mesa y Germán Berterame irse hasta cinco partidos suspendido.

Santos trató de limpiar los audios, para que las supuestas expresiones discriminatorias en contra del jugador de la Comarca se escucharan de forma más clara y así hacer posible que la protesta tuviera un desenlace a su favor.

En San Luis, por su parte, buscaron conciliar entre clubes, y hasta se filtraron audios de jugadores del equipo potosino, que tenían la intención de aclarar el tema. Estos también salieron a la luz pública.

Las investigaciones de la Comisión Disciplinaria tuvieron como resultado que el equipo de San Luis no debe de recibir una sanción.