Santiago Ormeño, con chances de ser el cuarto peruano en coronarse como máximo goleador de la Liga MX

(ESPN.com) - A cuatro fechas del final de la etapa regular de la Liga MX, Santiago Ormeño aspira a volver a clasificar al Puebla a una Liguilla con sus goles y por qué no emular los pasos de tres compatriotas que hicieron historia en México.

Santiago, nieto del histórico portero Walter Ormeño, ha terminado por explotar a nivel profesional a sus 27 años y su convocatoria a la Selección Peruana es una cuestión de tiempo considerando que Gerardo Martino no lo tiene en sus planes inmediatos.

A dos meses de la Copa América (la que puede ser su gran oportunidad con la 'Bicolor'), Ormeño anda afilado en la Liga MX y ya tiene 8 goles en el Torneo Guardianes 2021, a uno de los hoy líderes de goleo Alexis Canelo (Toluca) y Rogelio Funes Mori (Monterrey).

Si bien los goles son amores, nada es más importante en Puebla y para el propio Santiago Ormeño que clasificar a la Liguilla. El equipo del peruano es sexto con 20 unidades, a 2 de la zona de clasificación directa a la Liguilla. Hoy se encuentra en zona de playoffs, una antesala a la 'Fiesta Grande' del fútbol mexicano.

Ahora bien, ¿qué tipo de calendario le queda a Puebla y Ormeño? A priori, uno no muy complicado. Los próximos rivales de 'La Franja' serán Pachuca (11°), San Luis (16°), Pumas (14°) y Santos Laguna (4°).

Con cuatro partidos para seguir aumentado su cuenta, 'Santi' quiere volver a guiar hacia una clasificación al Puebla y, de paso, ser el cuarto peruano en ganar un título de máximo goleador en México.

El primero fue Julio Ayllón, autor de 30 goles con el Veracruz en la temporada 1949-50. Sesenta años después, Johan Fano emuló a su compatriota con sus 10 goles para el Atlante en el Torneo Bicentenario. El último no necesita mucha carta de presentación: Raúl Ruidíaz, único peruano en ser dos veces campeón de goleo en México, ambos con Morelia y gracias a sus 11 y 9 anotaciones en el Apertura 2016 y Clausura 2017, respectivamente.

Cuatro años después, otro peruano tiene la posibilidad de volver a escribir su nombre en los anales de la historia del fútbol azteca. La pelota está en la cancha de Santiago Ormeño, el goleador tardío que genera pasiones en los hinchas de las selecciones de sus dos países, México y Perú.