Atlas 'celebra' 70 aniversario de su único título

Se han repartido 89 trofeos desde esa ocasión sin que ninguno más sea para los rojinegros.

Fue el 22 de abril de 1951. La vida cotidiana era distinta y más aún lo era el futbol.

El profesionalismo tenía menos de una década en el balompié mexicano y en cuanto al panorama internacional Uruguay acababa de conseguir su segunda Copa del Mundo a costa de Brasil en el ‘Maracanazo’.

17 Mundiales más e infinidad de historias que involucran un balón se han relatado desde el comienzo de la década de los cincuenta, sin embargo apenas una ha tenido como protagonista y campeón al Atlas, que este día cumple, sin tener mucho por celebrar, 70 años de haber sido campeones del futbol mexicano por primera y única vez.

Era un domingo futbolero en un repleto Estadio Felipe Martínez Sandoval, en el barrio de Oblatos.

Chivas y Atlas se medían en la rivalidad más importante del futbol tapatío, que por aquellas fechas todavía no podía presumir un campeonato de Primera División.

Por azares del destino, los rojinegros llegaron con la posibilidad de coronarse ante su acérrimo rival con un triunfo. La polémica y más de 15 mil tapatíos, hicieron acto de presencia.

Horacio ‘Cuate’ Salceda era el árbitro encargado del partido y no dudó en señalar lo que para él fue una clara mano dentro del área del ‘Rafle’ Gómez, jugador de Chivas.

Jaime ‘Tubo’ Gómez, cancerbero rojiblanco, intentó detener la pena máxima infructuosamente. Con gol desde los once pasos, el costarricense Edwin Cubero decretaría el título atlista.

Decenas de técnicos y centenas de futbolistas han pasado por la institución rojinegra desde entonces, misma que incluso lleva más de dos años bajo un nuevo esquema empresarial gracias a la compra realizada por Grupo Salinas.

Mas nada ha sido suficiente para que los Zorros repitan lo conseguido en 1951, alcanzando ya 70 años de sequía, sólo superados en la Liga por los 66 del Veracruz.

Desde que Atlas fue campeón, se han entregado 89 trofeos de Primera División, sin que ninguno de ellos sea para los rojinegros.