Nicolás Larcamón considera normal que en México no le dieran crédito porque no era conocido

Nicolás Larcamón reconoce que es normal que hubieran dudas por su llegada con Puebla, pero al llegar a semifinales confirmó su conocimiento

PUEBLA.- Para el técnico de Puebla, Nicolás Larcamón, es normal que a su llegada al timón del equipo de la franja no le dieran crédito y ahora, tras meter al equipo a las semifinales de Guardianes 2021, agradece el apoyo que dice haber recibido por parte de la prensa nacional y desecha que esté callando bocas.

“Es normal (la falta de credibilidad en su trabajo), sobre todo en una liga que muchas veces el circuito de técnicos es bastante cerrado para la llegada de un técnico nuevo y sobre todo que cambia bastante el paradigma del prototipo del entrenador”, dijo Nicolás Larcamón.

Aseguró Larcamón, porque si bien ha dirigido en otros países, “en ninguno me han hecho sentir tanto el tema de la edad. Y hoy en definitiva soy hasta mayor que lo que era en Chile y qué hablar de lo que era en Venezuela”.

El técnico de La Franja considera lógico que hubiera dudas sobre su capacidad “porque no me conocían y tampoco mi trayectoria había sido tan amplia, aunque ya había dirigido en ligas internacionales” y enseguida agradeció a los medios “porque todos me han tratado con mucho respeto y no solo ahora que los resultados se han dado, sino desde que llegué a México, más allá de algunas palabras de dudas; es entendible que no hayan creído en mis posibilidades”.

Por otro lado y al hablar del juego de este sábado contra Atlas, en la vuelta de los cuartos de final, se negó a ahondar sobre el arbitraje en la serie, pero dijo que no pide que les regalen las cosas, “pero por lo menos que nos compliquen las cosas” y agregó que en general siempre estuvo conforme con los silbantes “y lo mejor es que siempre lo pudimos revertir como hoy que ganamos (1-0)”.

Está consciente el estratega argentino de 36 años que es histórico el momento de Puebla, ya que desde hacía 11 años no se metía en una semifinal y a pregunta expresa reconoció que no sabe qué hacía en aquel tiempo. “Tenía 25 años y seguramente no me imaginaba que 11 años después iba a estar yo sentado acá. Muy agradecido con todo lo que está pasando”.

Liego manifestó que si antes de los partidos les decía a sus pupilos que fueran mesurados, esta vez “se merecen la semifinal, dándole rienda suelta a toda la ilusión, a todos los sueños que tienen.

DE IGUAL A IGUAL CONTRA EL QUE VENGA

Merecen jugar esta fase ilusionados por alcanzar algo inolvidable para todos”, expresó Nicolás Larcamón y les pidió mantener el temple y las cosas que les han llevado a la antesala de la final.

Dijo que al margen de que siempre deben mejorar cosas, hoy hay “muchos aspectos positivos a destacar; no cedimos situaciones claras. Fuimos un bloque muy consistente. Aun con la urgencia y la necesidad de un gol tuvimos claridad en la búsqueda y por momentos jugamos un buen futbol”.

Cuando se le preguntó qué resalta de Puebla, señaló sin rodeos que “ser Puebla, ser equipo. Hoy Puebla tenía que ser Puebla y así lo hablamos antes del juego en el vestidor. El equipo sabía lo que quería, la forma de alcanzarlo y qué cosas no negociar” y recalcó que “fuimos equipo, fuimos orgullo y eso me entusiasma de cara a la otra llave, que será un escollo durísimo, pero tenemos la capacidad para jugar de igual a igual contra el que se venga”.