Grito 'Eeeeeh pu**' es anti fair play, opinan desde la comunidad LGBT

El equipo Zorros LGBT aseguró que, pese a que no se sienten ofendidos con el grito, se dice con la intención de afectar al rival y debe desaparecer

La FIFA multó a México con dos partidos de veto y 1.5 millones de pesos tras el grito homofóbico y discriminatorio que surgió en el torneo Preolímpico de la Concacaf en marzo pasado. Sin embargo, desde la comunidad LGBTTTI consideran que es más anti-fair play porque se hace con la intención de ofender.

“La mayoría de los jugadores, si nos gritan “put**” dentro de las canchas, no nos sentimos ofendidos. Nosotros a veces nos decimos ‘jotos’ y entre nosotros es amistoso. Lo que sucede en los estadios es, evidentemente, anti fair play porque esa cuestión que en México no se dice con esa connotación, claro que se dice con esa connotación, de afectar al rival. No se tiene que decir”, dijo Nicolás Pineda, encargado del equipo Zorros LGBT a ESPN Digital.

De ahí en fuera, que afecte a la comunidad, no nos sentimos ofendidos, o en lo personal no me siento ofendido, pero en cuanto a fair play no es lo adecuado, es como mentarle la madre al rival y demerita”, sostuvo Pineda.

Incluso, compartió que los insultos que se reciben son más por redes sociales que por gritos durante el partido. Confesó que la gente les cuestiona por qué no juegan en ligas tradicionales si apelan a la inclusión.

“Jugamos en ligas tradicionales y si no decíamos que éramos LGBT no se daban cuenta, pero si festejamos un gol, se daban cuenta. No hemos recibido insultos de los rivales, pero sí en redes sociales. Nos dicen que por qué tenemos una liga, o que si no tenemos nivel para jugar tradicionalmente y esos cuestionamientos sí los recibimos”.

“Cada uno de nosotros jugábamos en equipos tradicionales y la ventaja de nuestro equipo es que nos llevamos bien y en nuestro equipo igual hay jugadores heterosexuales. Lo que nos hace estar en este equipo no es que sea LGBT, sino el ambiente que se hace”, confesó.

Incluso, recordó que muchos de sus compañeros, de los más de 50 que son en el equipo Zorros LGBT que juega en Ciudad de México en la Liga LGBT de la capital del país, llegaron al conjunto debido a los insultos y malos tratos que recibieron en equipos tradicionales.

“En el equipo dejamos que todos participen independientemente si nunca han jugado futbol. Es por eso que muchos chavos de la comunidad LGBT querían practicar el deporte, pero que no lo podían hacer seguros. Nos han llegado jugadores que eran parte de equipos de futbol y que los mismos entrenadores decían “no le vas a pegar fuerte” o “juegas como niña”, entonces dejaban de jugar y evitaban el deporte porque se sentían discriminados y en Zorros encontraron una oportunidad para jugar”.

En el futuro, Zorros LGBT aspira a una sola cosa, que es tener un equipo profesional, tal como lo tienen Muxes, un equipo que nació en la comunidad LGBT y que hoy cuentan con un equipo en la Liga Premier de la Federación Mexicana de Futbol.

“El equipo de Muxes es nuestra inspiración. Empezaron como amigos y ahora tienen un equipo en la 3ra División profesional (Liga Premier). Nos gustaría ser como ellos y es el equipo que nos inspira en cuanto a fortaleza y ejemplo que lograron entrar en un ambiente donde, pesa la cuestión del grito, entraron abiertamente como un equipo que apoya la diversidad. Tienen su equipo de 3ra y un equipo libre donde juegan los de la comunidad LGBT”, admitió Pineda.