Brian Lozano volvió a jugar oficialmente: "También le quiero dedicar esto a la gente que fue muy malintencionada conmigo"

Brian Lozano volvió a jugar oficialmente este viernes, ingresando al minuto 58 en el triunfo 3-0 de Santos Laguna sobre Necaxa por la primera fecha del Torneo Apertura del fútbol mexicano. El uruguayo, que no jugaba desde el 15 de marzo del 2020, comentó cómo se sintió y recordó a quienes lo apoyaron, y a quienes no, en todo el proceso de recuperación.

Lozano había sufrido una fractura de tibia y peroné en su pierna derecha durante un entrenamiento del Santos de junio del 2020. Se operó inmediatamente y cuando en diciembre pretendió volver a trabajar con el resto del equipo, se detectó que hubo un apresuramiento en el proceso de recuperación y el 13 de enero volvió a operarse nuevamente con un doctor distinto al de la primera cirugía.

De a poco volvió a incorporarse a los trabajos y, a comienzos de este mes de julio, el uruguayo declaraba que su idea era volver para la segunda o tercera fecha del campeonato. Sin embargo, su buena recuperación le permitió estar a la orden para el partido de este viernes ante Necaxa, curiosamente el mismo rival que había enfrentado en su último partido en marzo del 2020.

Tras el encuentro que Necaxa ganó con goles de Juan Otero, Alberto Ocejo y Diego Valdés, el uruguayo declaró a las redes oficiales del Santos: “Estoy muy contento por el apoyo de todos mis compañeros, de mi familia, gente que me rodea que sé que me quiere y quiere lo mejor para mí”.

“Esto fue como un debut para mí, pasé más de un año complicado donde la sufrí muchísimo, pero bueno, con el apoyo de toda la gente que me rodea y con mucho trabajo pude volver a las canchas. A partir de ahora, disfrutar y hacer lo que más me gusta que es jugar al fútbol”, afirmó.

Y agregó: “Pasé de correr el riesgo de no poder volver a jugar al fútbol, a estar dentro de una cancha; son sensaciones increíbles. Trato de disfrutar este momento y trabajar al máximo para volver a mi nivel, eso será un proceso paso a paso, trabajar y prepararme para lo que venga”.

Lozano indicó que se sintió "bien, aunque un poco impreciso y ahogado", y aseguró que sabe que este regreso llevará un proceso de readaptación a la exigencia de la competencia oficial. “Voy a trabajar para estar lo más rápido posible de la mejor manera”, comentó uno de los dos uruguayos que el técnico Guillermo Almada en el plantel del Santos (el otro es Fernando Gorriarán, quien fue titular este viernes ante Necaxa).

Tras destacar que el objetivo del equipo es ir partido a partido y subrayar el valor de haber podido ganar de visitantes, Lozano comentó a quién les dedicó su regreso a las canchas: “A la gente que siempre me hizo sentir su cariño en las redes sociales y en la calle. Eso me motivaba a poder seguir adelante y recuperarme”.

Y sentenció categóricamente: “También le quiero dedicar esto a la gente que fue muy malintencionada conmigo, que cuando me vieron tirado querían que siguiera así. Eso me alimentó a seguir trabajando para volver a las canchas, hoy demostré que volví a ganar una batalla complicada”.