Diego Armando Barbosa, el jugador del Atlas que rescató Maradona

Diego Armando Barbosa pensó en el retiro a los 23, años, sin embargo, Maradona lo rescató en Dorados y lo proyectó de vuelta al Atlas

Diego Armando Maradona dijo: “ahora sí cabr..., cobrales como jugador grande, desquítate todo lo que no te hayan pagado”, cuando se enteró que su tocayo, Diego Armando Barbosa, regresaba al Atlas Después de estar a préstamo con Dorados de Sinaloa.

El entrenador argentino fue el responsable de que el lateral se olvidara de la posibilidad del retiro a sus 23 años y ahora se prepare para jugar las semifinales contra Pumas.

“Estuvo a préstamo con Dorados y Atlas se interesa en regresarlo. Entonces, Maradona le dijo a Diego: ‘Ahora sí cabr..., cobrales como jugador grande, desquitate todo lo que no te hayan pagado’, con la experiencia que tenía el Pelusa, lo orientó de esa forma”, cuenta Omar Barbosa, hermano de Diego Barbosa, a ESPN Digital.

Diego Armando Barbosa tiene 25 años, es titular con Atlas, que está en unas semifinales por primera vez en 17 años. Relegado de los rojinegros, se jugó su última carte con Dorados de Sinaloa, equipo que tampoco lo tomaba mucho en cuenta hasta que llegó a la dirección técnica Diego Armando Maradona.

“Poquito antes de llegar a Dorados, mi hermano ya pensaba en colgar los zapatos, pensaba en trabajar y estudiar. Lo que me platica es que sí hubo un cambio radical cuando llegó Maradona, porque al principio no lo citaban, no lo tomaban en cuenta, pero una vez que Maradona lo vio, su juego y su perseverancia, lo puso a jugar. Se ganó la titularidad y en el segundo torneo fue fijo". "Le hizo ver de manera distinta el futbol, hasta que Maradona le dijo que el futbol es para disfrutar y eso le cambió todo, esa fue la base”, relata Omar Barbosa, que también fue canterano del Atlas, en la época de Ponchito González.

Diego Armando Barbosa, en busca del sueño que tuvieron tres hermanos

El 'Pelusa' había marcado la vida de Barbosa desde mucho antes de conocerlo en el 2019. El día que nació, el 25 de septiembre de 1996, una disputa familiar, por ponerle nombre al ahora jugador del Atlas, se resolvió con el acuerdo de que se llamaría igual que el ídolo de su papá: Diego Armando.

“Mi hermano el mayor, no dejó que le pusieran como a mi papá, porque al mayor no se lo pusieron. Estaban viendo cómo ponerle y mi mamá le dijo a mi papá, ponle como siempre haz querido poner, como tu ídolo: Diego Armando”, recuerda Omar Barbosa.

Maradona rescató a Diego Armando Barbosa, un chico que surgió de una familia en el que todos los hermanos buscaron ser jugadores del Atlas y él, ahora, está en busca de acabar con los más de 70 años sin título de los rojinegros. El siguiente obstáculo es Pumas.

"Imaginate ver a Diego Armando campeón, sería un sueño, no sólo de él, sino de toda la familia. Es un equipo que inició a todos en el deporte, todos los varones de la familia pasamos por las fuerzas básicas. Es un cariño especial, estuvimos en el Atlas Paradero, nacimos en la colonia Atlas, lo traemos muy arraigado”, concluyó.