El punto de quiebre que despertó a Alan Mozo y lo tiene en la órbita de Chivas

El lateral derecho de los Pumas pasó de las críticas por sus indisciplinas a ser clave

Alan Mozo es logro, caída y redención. El lateral vivió esos tres escenarios en los últimos tres años, ya que pasó de ser la principal promesa de los Pumas, a ser señalado por sus indisciplinas que ayudaron a excluirlo de los Juegos Olímpicos.

En enero del 2021, parecía que Alan Mozo se dedicaba más a hacer culebras con los tragos que a marcar diferencias en la cancha. Esa era su segunda indisciplina, la que provocó multas, que pidiera disculpas y ayudó a la decisión final de dejarlo fuera de Tokio 2020. La opinión pública exigió que Mozo saliera del Club Universidad, pero Andrés Lillini, en conjunto del club, lo apoyaron.

“Lo más fuerte es cambiar la imagen que di, porque me considero un ejemplo para los canteranos y para los niños que quieran seguir los pasos de ser futbolistas. Con el apoyo de la familia y del club me sobrepuse, en la vida se vale equivocarse, pero sobretodo aprender y no volver a cometerlo”, reconoció Alan Mozo en aquella ocasión.

Tras las dos asistencias que derribaron al América en los cuartos de final, el acérrimo rival de Pumas, Alan Mozo se alzó como uno de los pilares del Club Universidad Nacional con apariciones importantes durante los partidos, asistencias con centros y velocidad sobre su flanco.

De cara al Apertura 2022, Alan Mozo es uno de los objetivos de Chivas de cara a la siguiente campaña, fuentes cercanas a ESPN señalaron que la institución Rojiblanca se reunió con el representante del jugador, ante la falta de elementos defensivos en la banda derecha del Guadalajara