Atlas cerrará una final como local por primera vez en la historia

play
¿Cómo será la semana de la Gran Final para Atlas? (1:11)

Ernaldo Moritz con el reporte de los rojinegros luego de haber eliminado a Pumas en el Jalisco en Semifinales. (1:11)

La afición de los Zorros celebró a la grande el pase a la final, con la ilusión de repetir el festejo el próximo domingo con la conquista del título

GUADALAJARA -- "A lo Atlas". No pudo ser de otra manera. De forma agónica, el conjunto rojinegro consiguió su pase a la gran final del Torneo Apertura 2021. Ahora, el equipo que comanda Diego Cocca cerrará la final en el Estadio Jalisco por primera vez en su historia, luego de que hace 22 años, los Zorros jugaron el choque definitivo en casa del Toluca.

El Jalisco contó con la entusiasta presencia de 42,962 aficionados que atestiguaron como el conjunto tapatío llegaba a una final después de 45 torneos de espera. La alegría se apoderó del Coloso de la Calzada Independencia, luego de que tras 61 años de historia del inmueble, Atlas será anfitrión por primera ocasión de una final de vuelta.

Después de tomar al equipo del último sitio de la tabla de cocientes y caer eliminado en el torneo anterior por Puebla en los Cuartos de Final, Diego Cocca consiguió lo que únicamente Ricardo Antonio La Volpe había logrado hace 22 años, en el Torneo de Verano de 1999, al colocar al equipo rojinegro en una final.

“Vení vení cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la mano de Diego Cocca todos la vuelta vamos a dar”, fueron los cánticos entonados, luego de que el estratega argentino le brindó la alegría más importante a la afición después de años y años de espera.

Este Atlas comandado por Aldo Rocha, Camilo Vargas, Martín Nervo, Julio Furch y Julián Quiñones logró que referentes históricos del conjunto rojinegro como Rafael Márquez, Andrés Guardado, José Delgado y Ricardo Chavarín no pudieron conseguir, llevar a los Zorros a decidir una final en casa ante su afición.

El llanto que se hizo presente en Juan Pablo García y otros elementos de aquel equipo del 2004 al no conseguir el pase a la final en casa tras ser eliminados ante Pumas, esta noche se transformó en un sentimiento de felicidad entre los aficionados rojinegros y el equipo de Diego Cocca, tras regresar a una final después de 22 años y saber que pueden terminar con el maleficio de 70 años sin obtener un campeonato.

“Ese día lloramos como niños, no fueron caras largas ni enojos o frustraciones, éramos unos niños que anhelábamos estar en una final, ya que si nosotros clasificabamos podíamos jugar la final en casa, lloramos de tristeza como niños que únicamente querían jugar al futbol”, reconoció Juan Pablo García.

Esta noche, tras el silbatazo de Jorge Antonio Pérez Durán, miles y miles de aficionados en la cancha del Jalisco explotaron en júbilo, pese a que les falta el paso más importante. Desde abuelos hasta niños agitaron su camiseta y mostraron su escudo, celebrando lo que por tantos años se les negó con otros entrenadores, técnicos y directivas.

El Estadio Jalisco volverá a vibrar el próximo domingo, luego de sufrir tantas y tantas decepciones. Julio Furch, Edgar Zaldívar y Aldo Rocha agitaron una enorme bandera rojinegra en el terreno de juego, mientras la afición seguía atónita tras el logro conseguido y con hambre de la gloria final.

Durante la celebración rojinegra, se escuchó ‘El Murguero’ de Los Auténticos Decadentes y al ritmo del ‘Se viene el Tuta Tuta, tuta tuta’ la afición cambió la letra y acrecentó la ilusión más importante del equipo al entonar: “Se viene el Atlas Campeón, Atlas Campeón”.