Liga de Expansión: ¿Quiénes son Carlotta Oetling y Karen Reynoso, las primeras mujeres en cuerpos técnicos de ligas masculinas?

Carlotta y Karen hicieron historia en el futbol mexicano como parte de un cuerpo técnico y abren la puerta a más mujeres con el mismo sueño.


Carlotta Oetling, fisioterapeuta de los Venados de Mérida, y Karen Reynoso, asistente de preparador físico como especialista en análisis de datos en los Toros de Celaya; ambos, clubes de la Liga de Expansión, son las primeras mujeres en cuerpos técnicos de las ligas masculinas en México.

Oetling y Reynoso rompen con los tabúes y sientan un precedente en el futbol profesional mexicano, abriendo así la puerta a más mujeres que aspiran a desempeñar esta clase de responsabilidades en el futbol varonil.

El sueño de trabajar con el ‘Tata’ Martino en Selección Mexicana

Carlotta Oetling, quien aparece en la página oficial de la Liga MX como “asistente médico”, relató a ESPN Digital: “Yo nací en México; mis papás, hermana y toda mi familia, son alemanes. Tengo las dos nacionalidades y mi lengua materna es el alemán, por eso también tuve la oportunidad de estudiar y prepararme en Alemania y Holanda”.

En su experiencia en el futbol, en 2009 Carlotta Oetling trabajó en el Eintrach Frankfurt de la Bundesliga, donde convivió con figuras de la talla de Benjamin Köhler, Alexander Maier y Marcus Steinhöfer, entre otros.

Hoy, además de ser integrante del cuerpo técnico de los Venados, forma parte también del grupo de trabajo de Carlos Pecanha, responsable del área de fisioterapia en la Selección Mexicana de Futbol, de tal forma que ha colaborado tanto con los representativos femeninos menores, como con la Selección Mexicana Sub-17 y Sub-20 de Luis Pérez.

Sin embargo, Carlotta sueña en grande, ya que en sus planes está llegar al Tri mayor y trabajar muy de cerca con Gerardo Martino: “Me encantaría trabajar con el ‘Tata’ y creo que es muy posible que suceda pronto”.

“Lo tengo como un sueño y lo voy a alcanzar, sobre todo porque Carlos Pecanha, el coordinador de todo esto, me ha hecho saber que le gusta mucho mi forma de trabajar. Obviamente, él es muy reservado, pero por lo que entiendo, sé que no es un sueño guajiro”.

En el fragor de su labor en el futbol, Carlotta Oetling ha amasado una buena amistad con Marcelo Flores y su familia: “Me tocó trabajar con la hermana, con Tatiana Flores, en la Sub-17 Femenil, y con Marcelo tengo una gran interacción. Ambos son excelentes futbolistas y creo que harán un gran historia en el futbol”.

Carlotta Oetling afirmó que su aspiración era trabajar en el futbol varonil y que con el tiempo ha aprendido a manejarse acertadamente en un ámbito estrictamente de hombres, pues en el desarrollo de su labor en el conjunto yucateco, ejerce sus funciones en un ambiente idóneo.

De hecho, señaló que cuando la presentó la directiva ante el plantel, en su llegada para el Apertura 2021, los jugadores fueron advertidos de que no se iba a permitir ninguna falta de respeto y, con el paso de los meses, no sólo se ha ganado la confianza de unos futbolistas cohibidos en un inicio por la presencia de una mujer en su ámbito de trabajo, sino que además, ella se sabe “la que manda” cuando de ejercer su labor se trata.

Carlotta Elisabeth Oetling Von Reden contó que el primer jugador que confió en ella fue el experimentado mediocampista Eduardo Fernández. Resulta que ella le detectó un problema de cadera al verlo caminar, y a la postre, esto le abriría la puerta para que los demás se le acercaran y le confiaran sus malestares físicos.

“Eduardo es una figura muy positiva entre los jugadores; traía una lesión en los isquiotibiales. El primer día de entrenamiento yo lo observé cómo caminaba, cómo corría. Le dije: ‘¿Me das chance de hacerte un tratamiento?, ¿hacerte una movilización en la cadera?, ¿enseñarte unos estiramientos? Me dijo: ‘Claro que sí, ayúdame a estar mejor’”.

De esta manera, “los otros jugadores, que vieron que el ‘Yuca’ se estaba dejando tratar por la alemana ‘fisio’ y ello les dio confianza. Yo soy muy abierta y les pude también infundir la enorme pasión que tengo por la fisioterapia. Me considero una persona que se le dan muy bien las relaciones públicas”.

Karen Reynoso, satisfecha por hacer historia en los Toros de Celaya

Karen Reynoso, asistente de preparador físico en análisis de datos en el Club Celaya, afirmó también en entrevista con este portal, que al finalizar su máster en Big Data Deportivo fue a buscar trabajo a los Toros de Celaya, en parte, por su importancia como equipo histórico del futbol mexicano.

“Mi interés era estar en un equipo profesional de futbol, ya fuera de la liga varonil o femenil. Cuando se dio lo de Celaya, en el Apertura 2021, no lo desaproveché. Ha sido para mí una gran experiencia estar aquí y con el Profe Enrique Arroyo (preparador físico de los celayenses) hicimos una muy buena mancuerna”.

Dijo que “el equipo me ha aceptado bastante bien y la apertura del cuerpo técnico para seguir aprendiendo de ellos, es muy buena”. Su gran logro, es haber sido la primera mujer en la banca de un equipo del futbol varonil en el futbol mexicano, cómo asistente de preparador físico.

“Jamás me imaginé que pudiera bajar a la banca en partidos oficiales. Al momento que me dicen: ‘Oye, Karen, necesitas certificarte para poder registrarte en banca y que seas la primera mujer en la historia como asistente de preparador físico’… Fue algo que no esperaba, más que sentir nervios, sentí mucha emoción, pues yo estaba dando todo de mí y ellos me dieron toda su confianza”.

Fue en el partido pasado contra el Atlante, el pasado 19 de enero, cuando Karen Reynoso salió a la banca junto con el resto de los integrantes del Celaya: “La verdad, es otro sentimiento, se percibe el futbol de otra forma. Desde el momento que sales desde el túnel y entras a vestidor, no encuentro palabras para decir la emocionada que estaba, para mí era un sueño que estaba cumpliendo en ese momento. Es una forma de decirle a las mujeres que sí se puede”.

Con 30 años, Karen Reynoso reconoce que “me gustan los números; tengo una licenciatura en actuaría, entonces, mi formación ha sido bastante matemática”.

Justamente, por su trabajo en la recaudación de datos, ha sido importante en la elección de refuerzos para el equipo, cosa que también la hace sentir orgullosa.

De la misma forma, expresó que está contenta porque “he aportado la imagen de que haya más mujeres en los equipos varoniles. Tenemos mucho por aportar y es muy importante que nos den esa oportunidad de demostrarlo. Me gusta seguirme preparando y, mis respetos para los chicos (jugadores), me han tratado muy bien y se han convertido en mi segunda familia”.

Entre sus metas, explicó: “Espero ascender a Primera División con Celaya, trabajar en el máximo circuito y, ¿porqué no?, un llamado a selección nacional, incluso, me gustaría llegar al futbol internacional en el futuro”.