Federico Higuaín, jugador clave para Crew ante Timbers en Final de MLS

COLUMBUS -- Federico Higuaín está consciente de que muchas de las esperanzas de campeonato del Columbus Crew FC pasan por sus pies.

El argentino está convertido en el gran armador del juego del Crew, que este domingo intentará conseguir el título de la MLS cuando enfrente en casa al Portland Timbers.

Pero el mediocampista consideró que una de las principales claves será el equilibrio en el juego colectivo, en su intento por vencer al equipo tal vez más encendido del futbol profesional estadounidense durante la postemporada.

“Esto no se trata de enfrentamientos individuales”, dijo Higuaín, de 31 años, este viernes, al término del entrenamiento del Crew. “Se trata de juego de conjunto, como hemos hecho durante toda la temporada. Eso fue lo que nos trajo hasta aquí y es la única manera de vencer a un equipo tan fuerte como el de ellos (Timbers)”.

Federico, el hermano mayor del delantero del Napoli italiano Gonzalo Higuaín, llegó a la MLS con el Crew SC en 2012. Gracias a su juego, que incluyó cinco goles y siete asistencias en apenas 13 partidos, la temporada siguiente ya era considerado el símbolo de su equipo.

Pero en 2014, el Crew cambió de entrenador e Higuaín de posición. Pasó de ser delantero a mediocampista, donde también fue de impacto inmediato.

Esta campaña, la segunda bajo el mando de Gregg Berhalter, Higuaín se consolidó en su posición y es uno de los motivos principales por el que su Crew SC está a un triunfo de conseguir el campeonato de liga.

“’El Pipa’ es un jugadorazo en todos los aspectos”, señaló su compatriota Diego Valeri, mediocampista de los Timbers. “El juego del Crew pasa por sus pies. Controla los tiempos, se nota que se siente cómodo con su juego y posición, y que sus compañeros también están cómodos con él”.

“Todos a su alrededor elevan su juego”, agregó. “Él es el enlace perfecto entre la ofensiva y la defensiva. Atraviesa un gran momento”.

Higuaín dijo estar feliz de la oportunidad de brindarle un campeonato a una ciudad que lo ha recibido desde el principio con los brazos abiertos, como sucedió hace algunos años con su compatriota y amigo Guillermo Barros Schelotto.

“Desde que llegué aquí he tratado de que este club sea fuerte futbolísticamente”, dijo Higuaín. “Ahora tenemos la oportunidad de mostrar ese trabajo. Estoy feliz de estar en esta posición”.

“Sinceramente, hace dos años con la llegada del nuevo dueño y del técnico las cosas han cambiado mucho”, agregó. “La verdad nos generó mucha ilusión. Y ahora trabajando mucho tenemos la posibilidad de coronar eso”.

Higuaín tendrá enfrente a uno de los íconos de los Timbers: Valeri. Pero su concepción del partido del domingo es similar a la que vivirá en carne propia.

“Diego es un gran jugador de futbol, uno de los mejores de la liga”, mencionó. “Pero igual Diego no estaría aquí solo. Tiene grandes compañeros y el equipo de ellos es muy fuerte en todos los aspectos”.

Valeri e Higuaín han tenido éxito en todos los aspectos, dentro y fuera de la cancha.

Federico atraviesa una temporada de ocho goles y nueve asistencias, apenas un año después de que en su estreno como mediocampista consiguió 11 anotaciones y siete pases para gol.

“Creo que hemos tenido éxito porque el organizador en un equipo de futbol puede desarrollarse mucho aquí, porque la liga apuesta a que el futbol crezca”, dijo. “Y por eso en mi posición se puede crecer, ya que eso quiere la liga, que quiere apostar al buen futbol”.

Higuaín reconoció que jugar en casa es una ventaja. Cinco de los últimos seis equipos locales se coronaron en la MLS Cup.

“En un principio, siempre la localía es importante”, afirmó. “Jugar con nuestra gente, con nuestra ciudad, con nuestra familia cerca es importante”.

“Pero cuando la pelota empieza a rodar, seremos 11 contra 11”, añadió. “Tenemos muchas ganas de que las cosas salgan bien y jugar este partido de futbol”.