Gonzalo Higuaín feliz con el Inter Miami en la MLS, dice que está enamorado del fútbol otra vez

play
Los hermanos Federico y Gonzalo Higuaín (3:58)

'Aunque yo tenga pelos, estamos iguales', comenta Gonzalo Higuaín en el inicio de una conversación junto a su hermano Federico. (3:58)

El argentino del Inter Miami CF Gonzalo Higuaín ha dicho que fichar con la Major League Soccer y mudarse a Estados Unidos le ha ayudado a redescubrir su amor por el fútbol.

El delantero de 32 años fichó con el Inter Miami en el verano al final de la temporada de la Serie A en una transferencia libre. En su poco tiempo con el club de Miami, Higuaín no ha tenido el mejor arranque, ya que en su debut falló un penalti en la goleada 3-0 sufrida ante Philadelphia Union. Y el pasado domingo en la derrota 2-1 ante el Montreal Impact, 'Pipa' recibió una tarjeta roja después del pitazo final.

Higuaín ha pasado la mayor parte de su carrera marcando goles para algunos de los clubes más grandes de Europa. Higuaín se trasladó del River Plate de Argentina al Real Madrid en 2007 en un pase valorado en 12 millones de euros. Desde entonces ha jugado para el Napoli y la Juventus, además de estar a préstamo con el AC Milan y el Chelsea. En total, a nivel de clubes, Higuaín ha disputado 640 partidos en liga y copa, marcando 306 goles.

A nivel internacional, Higuaín tuvo una presencia constante con Argentina, con 75 apariciones y 31 goles. Formó parte de los equipos albicelestes para el Mundial de 2010, 2014 y 2018. Se retiró de la selección nacional en 2019.

Higuaín, que anotó 121 goles en España con el Real Madrid y luego 157 en Italia con el Napoli y la Juventus, dijo que siente que la gente se enfoca demasiado en los aspectos negativos, mientras ignora los logros de su carrera.

"Me dio siempre curiosidad venir a esta liga [MLS], por seguirlo a mi hermano, después ví muchos grandes delanteros venir para acá a divertirse, a competir", dijo Higuaín a en el podcast ¡Que Golazo! de CBS. "Ví que metían muchos goles y me pareció un campeonato para probar, para cambiar de aires, para bajar lo que es la presión mediática después de muchos años".

"Quise venir con la intención de volver a ser feliz jugando al fútbol y creo que el Inter [Miami] me dio todas las condiciones para volver a hacerlo. Y me siento feliz de estar acá", sostuvo Higuaín. "Que vuelva a sentir ese gusto que sentía cuando era chico de jugar al fútbol, que en Europa un poco se me fue por circunstancias y quería salir un poco del elite".

"Se me había ido este último tiempo ya sea por la exigencia a nivel mediático tan fuerte que tiene jugar en elite y estar día a día, partido a partido teniendo que demostrar cosas que hice a lo largo de mi carrera. [En Europa] la paciencia es más corta, los tiempos son más cortos y no te dan el tiempo de demostrar, de jugar, a lo que te hace realmente feliz y era una demostración día a día, de un jugador que ya tiene un nombre, que hizo una gran carrera".

Otra razón por la que Higuaín está disfrutando de su tiempo en el Inter Miami es que recientemente se le unió su hermano mayor Federico, quien fichó procedente del DC United.

"Hay muchas cosas que no conozco de él, mas que por llamadas telefónicas o FaceTime, por el poco tiempo que convivíamos", dijo Higuaín. "Volver a tenerlo conmigo es recuperar ese tiempo perdido".

A pesar del la cantidad de goles que Higuaín ha marcado en su trayectoria, a menudo se ha sido criticado por su aparente falta de producción en momentos clave, particularmente en finales.

Ganó tres títulos de La Liga con el Madrid y una Coppa Italia con el Napoli y rompió el récord de goles de la Serie A de 36 en una sola temporada, una hazaña que Ciro Immobile de Lazio igualó la temporada pasada.

En 2016, se convirtió en el fichaje récord de la Juve que les ayudó a ganar tres títulos de la Serie A, mientras que también ganó la Europa League con el Chelsea en 2019.

Fue señalado como uno de los culpables en las dos derrotas de Argentina en la final de la Copa América en 2015 y 2016, así como en la final del Mundial 2014. En la Juventus, sufrió la derrota en la final de la Champions League de 2017 y con el Napoli pifió un penal en la última fecha de la temporada, que podría haberle dado un lugar entre los primeros cuatro al club.