Matías Almeyda busca su Leo Messi... en La Chofis

play
Si Almeyda sale de los Earthquakes, la Chofis no va a tener demasiado futuro en la MLS (2:44)

Barak Fever y Alex Pareja analizan el futuro de la Chofis López en caso de que Almeyda se vaya a entrenar a la Selección de Chile. (2:44)

LOS ÁNGELES -- Matías Almeyda mantiene un sólido amor por Chivas. Le quita un problema de encima y carga con él hasta los Terremotos de San José. Ha reclutado a Javier Eduardo López. Le apodan La Chofis y algunos, en preocupante estado de demencia, le llamaron “el Messi mexicano”, porque “tiene algunas cosas como Lionel”. Sin duda, una gran observación: tiene también dos brazos, dos piernas, dos ojos, etcétera.

Almeyda, quien aún coquetea con la Selección de Chile, y cuando la temporada 2021 de la MLS está muy cerca de cancelarse por desencuentros laborales entre clubes y jugadores, cree que La Chofis es el héroe capaz de deshacer el nudo gordiano que apergolla a los Terremotos.

¿Por qué Almeyda cree que La Chofis puede darle en San José lo que no le dio en Chivas? ¿Por qué Javier López puede poner a temblar la MLS con los Terremotos? Los cinco motivos de El Pelado

1.- SU HABILIDAD…

Matías Almeyda no ve un Messi dentro de La Chofis, pero ve a una versión cercana a Carlos Vela, ese mismo que en 2019 se apoderó de todos los nichos de la MLS.

El técnico argentino cree que el ex jugador de Chivas va a encontrar entre las defensivas de la liga estadounidense un terreno propicio para su habilidad, su capacidad para definir, su astucia, y además, el encanto que puede generar hacia la tribuna, en este momento, obviamente, recluida en casa.

No se equivoca mucho. Virtudes, tiene, el rollizo futbolista. Y ese impredecible instinto con la pelota, no es común en la MLS, donde encontrará de dos comodidades que no hay en el futbol mexicano: tiempo y espacio. La gran duda es si quiere hacerlo, como nunca quiso hacerlo con Chivas.

2.- MADUREZ…

La Chofis ya sintió esos estertores del ninguneo. Cuando Chivas lo separó del plantel, se dio cuenta que en el futbol mexicano no tendría cabida. Esperaba un tsunami de ofertas. Su teléfono se quedó en silencio.

Sus voceros en los medios, a quienes invitaba a jornadas trasnochadoras en un restaurante de Guadalajara, con más licencias visuales que Hooters, aseguraban que León, Pachuca, Monterrey, Mazatlán y Xolos se peleaban por sus favores.

No ocurrió nada. Chivas le puso el precio correcto, bajísimo, tan devaluado como la imagen del jugador. Nadie quería comprar un problema. Hasta que Terremotos, decidió comprar un riesgo de terremoto interno. Incluso el jugador debió bajar sus pretensiones para poder llegar a San José.

Pero, Matías Almeyda está convencido que Javier López aprendió la lección. Ya el entrenador y el jugador abordaron el tema. La Chofis le aseguró al técnico argentino que finalmente había aprendido la lección, que había cambiado, que era un hombre, con responsabilidades.

En su entorno tapatío, Javier López asegura que hay muchos alicientes de por medio, en especial quiere callar las bocas que han hecho énfasis en su negligencia profesional. “Y voy a regresar a Chivas”, aseguró a un par de jugadores jóvenes del Guadalajara.

3.- DISCIPLINA…

Es de suponerse que Matías Almeyda no dejará que La Chofis, nuevamente, le juegue el dedo en la boca como ya lo hizo durante casi cuatro años.

El Pelado tiene la promesa del jugador de una vida ordenada, totalmente familiar, y el compromiso de que pasajes como el de Tepatitlán, con un presunto caso de asalto sexual de Dieter Villalpando, fiesta en la cual estuvieron involucrados el mismo Javier López, Gallito Vázquez y Alexis Peña y que les costó ser expulsados del primer equipo del Guadalajara.

Almeyda le hizo saber a Javier López que metió las manos al fuego por él ante la directiva. Le puntualizó que empeñó su palabra por el cambio total en el jugador y le garantizó al club cero indisciplinas.

4.- CAMBIO DE AIRES…

Almeyda está convencido de que La Chofis ya debía salir de Guadalajara. Del club y de la ciudad. Las malas compañías asediaban a un jugador que, aparentemente, ha decidido –finalmente--, hacer vida familiar, y ahora sí concentrarse en su carrera.

Lejos de las habituales tentaciones, y evidentemente con un control de vida diferente en Estados Unidos, Javier López tendrá que caminar en línea recta, además de que la familia, es decir su pareja y su hija, encontrarán un cambio radical en perspectivas.

San José es una ciudad abarrotada de latinos. Oficialmente, habitan alrededor de 315 mil, sin contar ciudades aledañas. La mayoría de esos latinos está fanatizada hacia el futbol. Y en esa mayoría, prevalecen los aficionados americanistas y rojiblancos.

Es decir, Javier López tendrá cómplices, pero también fiscales de sus acciones extra cancha, y a sabiendas de que cualquiera de sus escándalos habituales en Guadalajara lo puede llevar a severas multas por parte de la MLS, e incluso ver suspendida su visa de trabajo.

5.- SELECCIÓN MEXICANA…

Javier López asegura públicamente que quiere jugar con el Tri de Gerardo Martino y hasta llegar a una Copa del Mundo.

La realidad es que durante años ha permanecido en el aparador de las eternas promesas, y jamás ha jugado por la selección mexicana.

Matías Almeyda le aseguró que si se concentra, si se compromete a ser el jugador que puede ser con Terremotos de San José, puede alertar al cuerpo técnico del Tri. El técnico argentino se ha comprometido a ayudarlo para que alcance su mejor forma de juego y pueda ser considerado por el Tata Martino.

El Pelado tiene un plantel de músculo, de lucha, en el que la inspiración es el veterano Chris Wondolowski, quien cumplió 38 años este 28 de enero. En San José, además, hay dos ex compañeros de La Chofis, Oswaldo Alanís y Carlos Fierro, quienes también saben que las puertas del futbol mexicano ya están cerradas para ellos.

En ambos, buscará Almeyda que el chaparrón futbolista encuentre el padrinazgo que le facilite adaptarse a la ciudad, y que lo fiscalicen en su conducta, especialmente fuera de la cancha.

Desde que el 2 de noviembre, Día de los Muertos, Chivas ordenó el sepelio y la expulsión de La Chofis, Villalpando, Peña y Gallito Vázquez, Javier López se metió a sesiones especiales de gimnasio para tratar de perder peso y alcanzar su mejor forma atlética.

En sus redes sociales, la nueva contratación de Terremotos ha estado colocando fotos y videos de sus sesiones de ejercicio, asegurando que incluso desarrolla dos rutinas diarias.

Por lo pronto, si Almeyda no firma con la selección chilena en los próximos días, y si el torneo de la MLS no se ve aplazado, llegará en la cancha la oportunidad para que Javier López demuestre que se ha regenerado.