Los 10 partidos que no te puedes perder del Mundial de Qatar 2022

play
Así quedaron los grupos para el Mundial de Qatar 2022 (1:05)

En F90 analizaron el sorteo que se llevó a cabo en Doha. (1:05)

El sorteo de la fase de grupos del Mundial de Qatar 2022 arrojó duelos muy atractivos, con el de los campeones del mundo España y Alemania como el de mayor rango, ya que ambos son candidatos a levantar de nuevo el trofeo.

El grupo E, que comparten con Japón y el ganador del duelo de repesca entre Costa Rica y Nueva Zelanda luce como el más complicado, pero hay más encuentros en los otros grupos que vale la pena destacar del resto.

Qatar vs Ecuador, lunes 21 de noviembre

El partido inaugural del Mundial no tiene tal vez a los mejores protagonistas, pero suele ser una fiesta y en este caso será el que termine con la expectativa por ver a Qatar cumplir el compromiso de organizar una Copa del Mundo segura, incluyente y lejos de las polémicas que han rodeado el proceso. En la cancha, se resolverá la incógnita de ver a qué aspira su selección, ya que Ecuador llega como un buen animador del torneo, pero que no tiene la fuerza ni el poder de otros contendientes.

Senegal vs Holanda, lunes 21 de noviembre

El plato fuerte del día inaugural del Mundial lo darán el campeón de África y la Naranja Mecánica, la eterna relegada de los Mundiales. Cada edición, el equipo Oranje sufre una decepción, pese a que cuenta con una de las escuelas más respetadas del la historia del futbol, fundada, entre otros, por Johan Cruyff, quien la explotó al máximo, pero sin poder darle la satisfacción de una Copa del Mundo. Senegal, que entró al Mundial con un polémico triunfo sobre Egipto, deberá demostrar de la mano de su líder, Sadio Mané, que merecen entrar en la élite, y que pueden dar más que buenos partidos.

Brasil vs Serbia, jueves 24 de noviembre

Siempre favorito, siempre protagonista, Brasil renueva sus votos con un nuevo intento por reconquistar la magia de los cinco títulos anteriores y confirmarse como el máximo ganador de los Mundiales. Esta vez tiene enfrente a grandes rivales, como Serbia, que parece ser asequible, pero en realidad es un equipo con mucho espíritu y al que ya enfrentó en cinco ocasiones (cuatro de ellas cuando era Yugoslavia), la más reciente en Rusia 2018. Neymar y compañía tendrán que ratificar su condición de favoritos ante una Serbia dura, difícil, que buscará dar una sorpresa en Qatar.

Portugal vs Ghana, jueves 24 de noviembre

Los rivales africanos han logrado destacar desde hace varios Mundiales por su estilo atrevido, su portentoso juego físico y el surgimiento de grandes figuras que brillan en importantes clubes europeos. Ghana será seguramente uno de esos rivales tan incómodos en el Mundial ante una versión mejorada de Portugal, que vivirá el cambio generacional con el quinto Mundial de Cristiano Ronaldo, uno de los grandes atractivos de esta Copa.

Inglaterra vs Estados Unidos, viernes 25 de noviembre

Los ingleses no han podido vencer a los estadounidenses en sus dos únicos enfrentamientos en Copa del Mundo, el primero en 1950 (1-0 para EU) y un empate 1-1 en Sudáfrica 2010. Aunque las circunstancias serán muy diferentes para este duelo, el equipo norteamericano llega con una de sus mejores generaciones de jugadores y con suficiente experiencia para complicar al favorito Inglaterra.

Argentina vs México, sábado 26 de noviembre

Llegó la hora de cambiar la historia. México nunca le ha ganado a Argentina en tres ocasiones que se han enfrentado en los Mundiales. Primero fue en 1930, con triunfo albiceleste 6-3. Ya en la era moderna, continuó el dominio sudamericano, con dos victorias consecutivas en octavos de final. La de 2006, por 2-1, fue dramática, con un golazo en tiempo extra de Maxi Rodríguez que sigue doliendo en el corazón del Tri. La de 2010, fue un 3-1 que no dejó dudas de la superioridad de Messi y compañía. Seguramente el Tata Martino vivirá de manera especial este duelo, y aunque luce muy complicado que México pueda ganar, sería una de las sorpresas del Mundial de Qatar.

España vs Alemania, domingo 27 de noviembre

Llegó la revancha de la semifinal del Mundial de 2010. Alemania, la selección más dominante en la historia del Mundial, enfrentará a la España que ha recuperado el espíritu de la campeona del 2010, con la versión de Luis Enrique del estilo Barcelona en un equipo muy dinámico, con una combinación casi perfecta de juventud y experiencia. Si bien los títulos se les han negado a estas dos brillantes potencias, el duelo en Qatar promete ser uno de los mejores.

Portugal vs Uruguay, lunes 28 de noviembre

Cristiano Ronaldo jugando su quinto Mundial, tal vez sin el dinamismo de las otras ediciones, pero sí como el líder de una selección que ha sabido cobijar a los jóvenes y promete llegar lejos en Qatar, ante una selección charrúa liderada por Luis Suárez y una generación que se despide tras muchos altibajos, pero que encontró en Diego Alonso una continuidad al gran trabajo que había hecho el maestro Óscar Tabárez.

Croacia vs Bélgica, jueves 1 de diciembre

El subcampeón mundial, Croacia, la grata sorpresa de Rusia 2018, medirá sus fuerzas ante el eterno candidato, Bélgica, que cada ciclo presenta uno de los mejores equipos jugador por jugador, pero que en las grandes competencias no han logrado dar el paso para unirse a las potencias mundiales. La generación de Courtois, Lukaku y Hazard no puede desperdiciar esta oportunidad, por lo que seguramente se generará mucha expectativa por su duelo ante Modric y compañía, un equipo calado, de gran experiencia, y que jamás baja los brazos.

Uruguay vs Ghana, viernes 2 de diciembre

La garra charrúa explotará su apelativo ante uno de los complicados rivales africanos, con una generación triunfadora, pues se presentó como una de las grandes sorpresas en su debut mundialista, en 2006, cuando llegó a octavos de final, y luego lo mejoró en 2020, cuando lo eliminaron en cuartos de final. Su euforia se apagó al no avanzar en fase de grupos en 2014 y no clasificar a Rusia 2018, pero sus figuras Thomas Partey, André Ayew y John Mensah tendrán mucho que demostrar, ante una Uruguay renovada en espíritu, pero con la misma base que dejó Tavárez.