Tite resaltó que cancelación de amistoso con Argentina perjudica preparación de Brasil

Tite, técnico de la selección brasileña Lucas Figueiredo/CBF

El entrenador brasileño, Adenor Leonardo Bacchi 'Tite', admitió este miércoles que la cancelación del amistoso que Brasil disputaría el 11 de junio con Argentina y la imposibilidad de acordar amistosos con equipos europeos perjudican la preparación de la Canarinha para el Mundial de Catar 2022.

Tite dejó clara su insatisfacción por la imposibilidad de Brasil de programar amistosos con equipos de alta calidad técnica en la rueda de prensa que concedió para anunciar a los convocados para los partidos con Corea del Sur el 2 de junio y con Japón el 6 de junio, los primeros preparatorios de la Canarinha para el Mundial.

Para la ventana de la FIFA de junio, Brasil tenía programado un tercer amistoso preparatorio para Qatar, con Argentina el día 11 en Melbourne (Australia), pero el compromiso fue cancelado por problemas comerciales.

El coordinador técnico de la selección, Juninho Paulista, afirmó que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) está intentando acordar un nuevo amistoso con otro rival en esa fecha, pero que, ante la imposibilidad de enfrentar a un adversario europeo, lo más probable es que Brasil se mida e alguna selección africana.

"Tengo una opinión sobre eso pero no la quiero decir públicamente. Lo hablé con los dirigentes de la Confederación y no quiero comentar ese asunto aquí", dijo el técnico de la selección brasileña al dejar claro su insatisfacción y admitir que esa situación perjudica la preparación para el Mundial.

"Fuimos informados el martes por la Pitch, la empresa que negocia los amistosos de la selección, de la cancelación del partido con Argentina. Estábamos con toda la logística preparada para ese partido. Pero ahora consideramos importante buscar otro rival para aprovechar la ventana de la FIFA y lo más probable es que enfrentemos a una selección africana en Europa", dijo Juninho.

El dirigente agregó que el disgusto no es por enfrentar o no a Argentina en un amistoso sino porque se perdió toda la logística y la planificación que Brasil tenía lista para un compromiso que consideraba importante en su preparación.

Juninho afirmó que, como las selecciones europeas y norteamericanas están comprometidas con competiciones en junio, Brasil tan sólo puede negociar un amistoso para esa fecha con asiáticas y africanas, pero que, como ya tiene programados amistosos con Japón y Corea, la única opción es buscar a un equipo de África.

"Las circunstancias reales no nos permiten el amistoso ideal. Nuestra realidad es que no podemos prepararnos ante rivales de nivel técnico elevado", dijo Tite, quien en diferentes oportunidades se ha quejado de que la Confederación Brasileña no negocia partidos con selecciones europeas de alto nivel.

"Así como Argentina se medirá a Italia en el partido entre los campeones de América y Europa, nos empeñamos mucho para poder disputar un amistoso con el subcampeón europeo (Inglaterra) pero no pudimos. Intentamos todas las alternativas, todas, pero no conseguimos ningún rival europeo", agregó el seleccionador.

Tite dijo que lo ideal es que Brasil puede prepararse para el Mundial de Catar con partidos con selecciones de alto nivel como Italia, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Alemania o España, pero que, ante la realidad que le queda, "la opción será buscar al (africano) mejor ubicado en la clasificación para ese enfrentamiento".

Tras los amistosos de junio, Brasil tendrá una nueva y última oportunidad de partidos preparatorios para el Mundial en septiembre, en una nueva ventana de la FIFA, en la que probablemente se medirá a Argentina y México, antes de debutar en Catar el 24 de noviembre frente a Serbia.

Juninho dijo que aún analizará la resolución que dictó esta semana la FIFA y que obliga a Argentina y a Brasil a disputar el partido por las eliminatorias sudamericanas que quedó pendiente para definir cuándo y dónde podrá ser disputado.

Admitió, sin embargo, que dicho partido podrá disputarse en la ventana de septiembre probablemente en Norteamérica, para poder aprovechar el amistoso que Brasil está negociando para el mismo mes con México.