Gareth Southgate, el entrenador que relanzó a Inglaterra e irá por todo en Copa del Mundo 2022

El exdefensor y mediocampista que supo vestir la camiseta de Los Tres Leones en dos Copas del Mundo, renovó y devolvió al equipo británico a los primeros planos fútbol mundial AP

La trayectoria de Gareth Southgate como entrenador estuvo ligada a la Selección Inglesa desde sus inicios: cuando fue contratado en junio de 2006 para dirigir al Middlesbrough fue como reemplazante de Steven McClaren, quien había dejado el Boro para asumir en el equipo de Los Tres Leones.

Ya como jugador el exdefensor/mediocampista, nacido en Watford el 3 de septiembre de 1970, tuvo la oportunidad de vestir la camiseta nacional. Primero como lateral y luego como mediocampista central, Southgate hizo la mayor parte de su carrera en Crystal Palace (1988-1995), su máximo logro allí fue como capitán guiarlo al título de la Segunda División.

Tras el descenso del equipo del Sur de Londres, Southgate fue fichado por el Aston Villa (1995-2001), donde retrocedió en el campo de juego para convertirse en un marcador central, levantó la Copa de la Liga y dio el salto a la Selección Inglesa, que en ese momento era conducida por Terry Venables. Debutó frente a Portugal en diciembre de 1995 y ya al año siguiente, fue titular inamovible en el equipo que alcanzó la semifinal de la Euro 1996, donde cayó por penales frente a Alemania. Southgate falló el tiro decisivo.

Su primera experiencia mundialista como futbolista fue en Francia 1998. Fue el único jugador de Aston Villa en aquel plantel dirigido por Gleen Hoddle, capitaneado por el goleador del Newcastle Alan Shearer y repleto de figuras de alto perfil como David Beckham, Michael Owen, Paul Ince, David Seaman, Gary Neville, Paul Scholes y Rio Ferdinand, entre otros.

La aventura en la máxima cita terminó rápido, ya que Inglaterra fue eliminada por Argentina por penales en 8vos de final. Con tres cambios de técnico en el medio, la Euro 2000 fue aún más decepcionante: cayeron en primera fase.

De la mano de Steven McClaren, a quien conocía porque era ayudante en la Selección, en 2001 llegó a Middlesbrough. En el 2002 tuvo su despedida mundialista, en 4tos de final frente a Brasil. Y su carrera internacional finalizó en 2004 sin llegar la cita europea de ese año. En pararelo, hizo historia con el Boro al conseguir el primer título para el club, con su segunda Copa de la Liga (2003/04), y la derrota en la final de la Copa UEFA 2005/06 frente a Sevilla marcó su retiro profesional.

Los fanáticos no tuvieron tiempo de extrañarlo en The Riverside: Southgate enseguida asumió como entrenador. Firmó por 5 temporadas y duró apenas un poco más de 3. Cuando en la campaña 2008/09 el equipo perdió la categoría después de 11 años, el técnico se mostró determinado a quedarse para conseguir el regreso inmediato a la Premier League, pero fue despedido poco después de iniciar en la Championship.

Su carrera de entrenador estuvo en pausa 4 años, hasta que la Football Association lo convocó como seleccionador de la sub 21, en agosto de 2013. En 2015, clasificó al equipo juvenil a las finales de la Euro sub 21, aunque luego fallaría en esa instancia. En ese equipo ya jugaban Jordan Pickford, Dele Alli, Marcus Rashford, Eric Dier y Jack Grealish, entre otros jugadores, que luego protagonizarían la renovación del equipo mayor.

El fracaso de Inglaterra en la Euro 2016 derivó en la renuncia de Roy Hodgson como DT. Sam Allardyce lo reemplazó, pero el escándalo de corrupción en el fútbol en el que se vio envuelto, lo obligó a dejar el cargo, tras poco más de un mes. Aunque Gareth Southgate había expresado que no tenía intención de ocupar el cargo vacante, la FA lo nombró interinamente.

Pese a que los primeros resultados al frente de la Selección mayor en las Eliminatorias para el Mundial 2018 no fueron los mejores, se mantuvo invicto y firmó un contrato por cuatro años como entrenador permanente.

Inglaterra se clasificó invicto al Mundial y el técnico viajó a Rusia con la promesa de la FA de mantenerlo, aún si no superaba la fase de grupos, porque lo consideraba una expectativa "realista". Sin embargo, la selección de los Tres Leones volvió a rugir como nunca desde 1990: de la mano de Harry Kane alcanzó las semifinales y cayó en el tiempo extra ante la Croacia de Luka Modric. Finalmente terminó en el cuarto puesto frente a Bélgica.

El relanzamiento de Inglaterra de la mano de Southgate continuó con el tercer puesto en la UEFA Nations League 2019/20 y con el subcampeonato en la Eurocopa 2020, pese al golpe que resultó perder la final en un Wembley repleto en plena pandemia de Covid, por penales ante Italia.

Las Eliminatorias para el Mundial 2022 fueron superadas sin problemas y le valió la renovación del contrato hasta 2024 al entrenador. No obstante, la recta final rumbo a Qatar 2022 ha despertado preocupación y dudas en los hinchas ingleses, tras los desastrosos resultados en la Nations League de este año, en especial por el 0-4 frente a Hungría, la peor derrota para Southgate y la Selección desde 1928. El técnico necesitó ser ratificado en el cargo por la FA y la historia, por ahora, continuará.