California, la verdadera casa del Tricolor

En California, Estados Unidos, en donde debutará México en la Copa Oro, hay más de 11 millones de mexicanos y es el estado que más veces ha sido sede de los partidos de la Selección Mexicana desde el 2002, incluso por encima de la Ciudad de México.

En 2002 la Federación Mexicana de Futbol firmó un acuerdo con Soccer United Marketing (SUM) y a partir de ahí las visitas del Tricolor a los Estados Unidos se empezaron a ser más constantes. Eso provocó que en 17 años la Selección Mexicana jugará 45 veces en el estado de California, Estados Unidos, cinco juegos más de los que el Tricolor disputó en la Ciudad de México en ese lapso de tiempo, tomando en cuenta todas las competencias y compromisos amistosos que hubo a partir de las fechas mencionadas.

En más de tres lustros, el Tricolor disputó 45 partidos en California, 40 en la Ciudad de México y en el tercer puesto se ubica Texas, con 35 juegos.

El éxito de la selección mexicana en California se refleja en la Copa Oro. El mismo día que México jugará contra Cuba también disputarán un partido Canadá contra Martinica, lo que marcará el inicio del campeonato de la Concacaf. La presencia del Tricolor ha provocado que el Rose Bowl tenga vendidos 55 mil boletos y se perfila a convertirse en la segunda inauguración con más asistencia, superando al juego entre México y Panamá del 2013 en la que se registraron 56 mil 822 personas.

El récord de la inauguración con más boletos vendidos fue en 2011, en un juego de México contra El Salvador, con una asistencia de 80 mil 108 personas, en Texas, uno de los estados que figura entre los más visitados por los ahora dirigidos por Gerardo Martino.

La Selección Mexicana tiene su verdadera casa en California, Estados Unidos.