Griezmann, a favor de parar partidos por cantos anti-gay

play
La respuesta de Lloris sobre los penales fallados de Griezmann (0:15)

El portero francés minimizó los errores desde el manchón de los 12 pasos de su compañero de selección. (0:15)

El delantero francés Antoine Griezmann ha dicho que detener los partidos por el canto anti-gay es "algo bueno", solo un día después de que el presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noel Le Graet, dejara en claro su oposición a la idea.

La FFF introdujo nuevas reglas esta temporada que permiten a los árbitros interrumpir el juego en caso de tal incidente, pero Le Graet dijo que no estaba a favor de esto.

Sin embargo, Griezmann, quien brindó asistencia pero también se falló un segundo penalti consecutivo con Francia en la victoria clasificatoria 3-0 rumbo a la Euro 2020 del martes sobre Andorra en el Stade de France, lo ve positivamente.

"Para mí, detener los partidos es algo muy bueno, ya sea por cantos homofóbicos o racistas", dijo el jugador de 28 años a Radio Tele Luxemburgo (RTL) después del partido en el Stade de France. "Si detenemos los juegos, la gente no será feliz y los que cantan lo detendrán".

La posición de Griezmann es directamente contraria a la de Le Graet, quien ha dicho que está "totalmente en contra" del paro de partidos por cánticos homofóbicos, pero no racistas.

El capitán de Francia, Hugo Lloris, dijo que está de acuerdo con Le Graet en que sería preferible evitar los paros de partidos, pero que quiere encontrar una solución alternativa al problema del canto racial y anti-gay en los estadios.

"Si quieres mi punto de vista, como jugador, estoy en contra de detener los partidos", dijo después de la victoria de Andorra. "Allí, no es la solución adecuada.

"Hay que luchar contra diversas formas de discriminación, pero detener los partidos no es necesariamente la mejor solución. No impedirá que una minoría de imbéciles hagan lo que hacen en el estadio. Hay otras soluciones y debemos respaldar a la LFP para que mejores decisiones ".

Varios partidos de la Ligue 1 han sido interrumpidos brevemente por los árbitros esta temporada debido a los cantos anti-gay en las gradas, de acuerdo con las nuevas reglas que la FFF hizo cumplir esta temporada.