Técnicos que debutaron dirigiendo una Selección, como Scaloni

Lionel Scaloni fue ayudante de Jorge Sampaoli y luego asumió al frente de la Selección. EPA

Lionel Scaloni supo estar en el momento y el lugar indicado para, con apenas 40 años y sin experiencia previa dirigiendo clubes, quedar al frente de una de las cinco selecciones más importantes del mundo. Luego de su retiro como futbolista en Atalanta, el ex lateral fue convocado por Jorge Sampaoli en 2016 para integrar su cuerpo técnico en Sevilla.

El ex técnico de Chile había estado en el radar de Argentina en ese momento, que se terminó decantando por Edgardo Bauza. El ciclo del Patón nunca pudo despegar y fue despedido en medio de las Eliminatorias. Sampaoli y Scaloni, luego de una gran temporada en Sevilla, hicieron las valijas y se mudaron a Ezeiza ante el llamado de Tapia, presidente de la AFA.

Luego de una floja actuación en el Mundial y problemas internos con el plantel, Sampaoli fue despedido y, entre la falta de candidatos disponibles y otros que no querían agarrar el fierro caliente, el éxito en el Torneo de L'Alcúdia le dio la oportunidad a Scaloni de asumir de forma interina. La pasantía luego se extendió hasta la Copa América 2019 en la que la Selección hizo un buen papel pese a quedar eliminado en las semifinales ante Brasil, en un partido en el que mereció un poco más. Derrotó a Chile después para lograr un decoroso tercer puesto.

Scaloni logró el respaldo del plantel y, principalmente de Lionel Messi, que pidió por su continuidad. Tapia acató las órdenes del 10 y le aseguró la permanencia al técnico al menos hasta el final de las Eliminatorias con la promesa de que, en caso de clasificar, dirigirá en Qatar 2022.

El caso de Scaloni, que debutó como entrenador principal en una Selección, no es el único e incluso hay varios en otros países de renombre. En ESPN.com destacamos algunos de esos casos:

Pablo Bengoechea en Perú:

Al igual que en el caso de Scaloni, el entrenador uruguayo llegó a dirigir la Bicolor luego de ser asistente del técnico anterior, Sergio Markarián, que logró el tercer puesto en la Copa América 2011 pero no pudo clasificar al Mundial de Brasil.

Tras la negativa de Marcelo Bielsa, Bengoechea asumió en marzo de 2014 pero solo estuvo al frente de la Selección por nueve meses. Debutó con una derrota por 3-0 ante Inglaterra en Londres. En total dirigió nueve amistosos, de los cuales Perú ganó cinco y perdió cuatro.

Tras ganar las elecciones de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo anunció en diciembre de 2014 que Bengoechea no estaba en los planes de la gestión entrante, que terminó eligiendo a Ricardo Gareca como su sucesor.

José Pekerman en Argentina:

El caso de Pekerman es uno de los más emblemáticos. El entrenador estuvo a cargo de las selecciones juveniles de Argentina entre 1994 y 2001 en el proceso más brillante de la historia del país en categorías menores.

Con la Sub 20, Pekerman logró tres Mundiales de cuatro disputados (Qatar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001). Más allá del éxito en lo estadístico, el entrenador promovió a varios jugadores que luego llegaron a destacarse en la Mayor como son los casos de Riquelme, Aimar, Saviola, Burdisso, Cambiasso, Samuel, Sorín, Maxi Rodríguez y más.

Tras la salida de Bielsa en 2004, Pekerman fue elegido por Julio Humberto Grondona para sucederlo. Con la Albiceleste fue subcampeón de la Copa Confederaciones 2005 tras caer 4-1 ante Brasil en la final y realizó un gran papel en el Mundial de Alemania 2006. Estuvo a 10 minutos de eliminar al anfitrión, que terminó igualando 1-1 en los penales y avanzando a semifinales.

Luego de sus pasos por Toluca y Tigres, asumió al frente de Colombia en 2012. Bajo su mando, la Tricolor avanzó por primera vez a los cuartos de final de un Mundial. Eliminó a Uruguay en octavos y luego perdió ante el organizador Brasil en 2014. En el Mundial 2018, cayó por penales en los octavos ante Inglaterra.

Por último, en la Copa América no pudo devolverle la gloria a Colombia que perdió con Argentina en cuartos en 2015 y ante Chile en semifinales en 2016.

Jürgen Klinsmann en Alemania:

El de Klinsmann es uno de los casos más destacados ya que llegó sin experiencia tras la salida de Rudi Völler y a una Selección que tenía la presión de organizar el Mundial en 2006.

Antes del certamen, Alemania logró el tercer puesto en la Copa Confederaciones. Tras caer ante Brasil en semifinales, derrotó por 4-3 a México. Algunas derrotas en amistosos previos al Mundial despertaron dudas y críticas (2-0 ante Eslovaquia, 2-1 ante Turquía y 4-1 ante Italia).

En el Mundial disputado en casa, Alemania terminó realizando una buena participación pese a la derrota por 2-0 ante Italia en el tiempo extra de las semifinales. Por el tercer puesto, el anfitrión superó por 3-1 a Portugal.

Pese al interés de la Federación Alemana de Fútbol para que renueve, Klinsmann declinó la propuesta. Su ayudante, Joachim Löw, asumió y le devolvió la gloria a Alemania en la final de 2014 ante Argentina.

Marco van Basten en Países Bajos:

Luego de una temporada como asistente de John van 't Schip en el segundo equipo del Ajax, el exdelantero tuvo la enorme responsabilidad de hacerse cargo de la Selección de los Países Bajos en 2004.

Clasificó al Mundial 2006 pero no realizó una gran participación. Avanzó en el segundo lugar detrás de Argentina y cayó por 1-0 ante Portugal en octavos de final.

En la Eurocopa 2008, la caída por 3-1 ante Rusia en cuartos de final selló su destino.