Mazembe logra su quinto título africano y va al Mundial de Clubes

ZURICH -- El Mazembe congoleño se impuso este domingo al USM Argel por 2-0 en la vuelta de la final de la Liga de Campeones, con lo que se proclamó por quinta vez campeón de África y logra el acceso para el Mundial de Clubes de Japón 2015.

El equipo congoleño, que había vencido en terreno argelino por 1-2, ratificó su triunfo con dos dianas en el último cuarto de hora conseguidas por Mbwana Samata (m.75), de penalti, y Roger Assale (m.93).

A pesar de que pocos en Argel confiaban en la remontada de los rojinegros tras la derrota en casa hace una semana (1-2), miles de personas se concentraron en la plaza de la Grand Poste de Argel para agotar las esperanzas frente a la pantalla gigante.

A lo adverso del resultado se sumaban las importantes bajas con las que los argelinos habían viajado al Congo: a la ausencia de su estrella, el media punta de 24 años Belaïli, suspendido tras dar positivo el pasado agosto en un control antidopaje, se sumaban las de sus principales escuderos: Zemmamouche, Joualed y Meftah el Orfi.

Aún así, los de Miloud Hamdi mantuvieron el tipo durante los primeros 45 minutos y se fueron a los vestuarios con un esperanzador 0-0 que invitaba a la remontada.

Sin embargo, en la segunda mitad se impuso la mejor preparación de los congoleños, más rápidos y más potentes que su oponente, y la confianza de que pasaban los minutos sin que el guardameta Kidiaba apenas sudara.

Pero la puntilla llegó con la pena máxima y al final por un rápido contragolpe sin que el cuadro argelino pudiera responder para poner en duda su triunfo.

El Mazembe formó de entrada con Kidiaba; Frimpong, Kimwaki, S.Coulibaly, Kissi Boateng; B. Diarra, Sinkala; Asante, Ulimwengu; Samata y A. Traoré; y el Argel con Mansouri; Boudebouda, Benayada, Chafai, Abdellaoui; Ferhat, Koudri, Benkhemassa, Benmoussa; Andria y Aoudia.

El Mazembe iguala al Zamalek egipcio con cinco coronas (1967, 1968, 2009, 2010 y 2015) y se sitúa a tres del Al-Aly, también de Egipto.

En el Mundial de Clubes, el conjunto africano entrará directamente en los cuartos de final, en los que se enfrentará el 13 de diciembre en Osaka al ganador del encuentro entre el Auckland City y el campeón japonés. El vencedor se medirá en semifinales al River Plate argentino.