Empresario mexicano busca comprar equipo en Polonia

Alberto Pacheco fungió como intermediario para llevar futbolistas mexicanos a Polonia, entre ellos destacan Enrique Esqueda, Carlos Peña y Rogelio Chávez a través de MexPols Sports, actividad que decidió dejar por varios tragos amargos, pero tras su experiencia de vivir por cinco años en aquel país tiene como objetivo comprar un equipo polaco.

“En Polonia los equipos son muy baratos y el potencial es tremendo, viendo lo que han generado, por ejemplo, llevar jugadores mexicanos y que ahora a partir del próximo torneo el futbol polaco se va a abrir a los extranjeros sin límite por ser fuera de la Unión Europea, eso nos podría permitir desarrollar un proyecto fenomenal en lo económico, en lo deportivo, en las relaciones de ambos países porque independientemente de que en Polonia el nivel no es el mejor, un equipo que sea campeón en Polonia puede aspirar a [UEFA] Champions League y Europa League”, declaró a ESPN Digital.

Pacheco por el momento se encuentra en México, donde busca retomar sus actividades políticas y empresariales, sin embargo, también busca socios que quieran invertir en el futbol de Polonia.

“Los equipos polacos son muy baratos en especial los que pertenecen a los gobiernos, porque el gobierno no tendría que estar administrando fondos públicos en un equipo, entonces muchos alcaldes se quieren deshacer del equipo con una empresa que garantice un proyecto deportivo, simplemente buscan a alguien fiable que tome el control”.<

Reveló que un equipo de Primera División puede tener valor de 10 millones de pesos, pero en Segunda División hay escuadras que pueden salir gratis.

“Hay un equipo de Primera División que están pidiendo dos millones de zloty, con un estadio espectacular, claro el estadio pertenece a la ciudad y sigue perteneciendo a la ciudad, que equivalen poco más a 10 millones de pesos mexicanos. En Segunda División puedo decir que hay equipo gratis, que pagas un dólar y te lo dan, solo garantizas el funcionamiento y un proyecto, obviamente es que garantices que tienes el dinero para la operatividad del mismo, salarios, personal, todo lo que implica un equipo, por lo menos cinco millones de pesos para entrarle”

Hasta el momento se ha acercado a dos excompañeros del Tecnológico de Monterrey, donde estudió administración de empresas, pero ambos han rechazado.

“Dos amigos empresarios, que tienen todo el dinero del mundo, les propuse un modelo de negocios, estadísticas, con palitos y bolitas, los dos me batearon, pero el tiempo en el que esté en México lo voy a seguir intentando a la par de mis proyectos y si yo con mis proyectos logró tener cierta posibilidad económica, tal vez no un equipo de Primera División, ni de Segunda, pero un equipo de Tercera, que también son asequibles, un proyecto a dos, tres años, seguramente lo haremos muy exitoso”.

El empresario asegura que hasta el momento ha recibido mensajes y llamadas de futbolistas para que les ayude a emigrar al futbol de Polonia, pero por el momento no está disponible para eso y la única forma que regrese es si llega a tener su equipo.

“Hay muchos jugadores mexicanos con gran carrera, entre los 29 y 32 años, que todavía les queda futbol que me han hablado y que quieren cumplir su sueño europeo. Por el momento no puedo, en un futuro tal vez pueda hacerlo, pero en un proyecto personal en el que las mafias no me limiten, pero ser intermediario para que lleguen a un equipo, por muy bueno que sea el jugador ya no lo voy a hacer definitivamente, porque me he llevado más señalamientos. No he ganado nada y sí me he llevado muchos malos momentos”.