Europa League: 'Caso Mkhitaryan' no es nuevo; repasamos otros incidentes diplomáticos en el futbol mundial

Cuando Arsenal y Chelsea entren en el campo para definir al campeón de Europa League este miércoles, una ausencia seguirá formando parte de la conversación: la del armenio Henrik Mkhitaryan.

El '7' optó por no formar parte de la plantilla de los Gunners que viajó a Azerbaiyán, lugar de la Final, por problemas diplomáticos del país con su nación natal, Armenia. Este hecho se deriva de la guerra por la región de Nagorno-Karabaj, que se produjo entre 1988 y 1994 y estremeció la relación entre los países incluso después de formar un acuerdo para detener la guerra.

El tema fue tema de discusión y polémica entre diversas personalidades del fútbol, ​​pero está lejos de una novedad. ESPN te presenta otros casos extra cancha que afectaron a diferentes futbolistas.

No es la primera vez de Mkhitaryan

A pesar de ganar la atención de los medios, la ausencia de Mkhitaryan por motivos políticos no es novedad. El centrocampista no participó en partidos contra el Gabala cuando era jugador del Borussia Dortmund en 2015 y ante el Qarabag en 2018, cuando ya era jugador del Arsenal. El motivo fue el mismo: ambos equipos son de Azerbaiyán.

Shaqiri y la independencia de Kosovo

Otro caso que ganó la atención de la prensa fue el del atacante suizo Shaqiri. Durante el partido entre Suiza y Serbia, marcó el gol de la victoria y celebró con el símbolo del águila. El símbolo es uno de los más representativos para el pueblo de Kosovo, territorio del que tiene ascendencia porque su familia es refugiada de la guerra de Yugoslavia (1991-2001), actual Serbia -la cual no reconoce a Kosovo como territorio independiente- y que llevó a sus padres a refugiarse en Suiza.

Por ser un defensor de la causa del país, Shaqiri sufrió nuevos impactos. No fue tomado en cuenta por Liverpool para el partido ante Estrella Roja en la Fase de Grupos de la actual campaña de la Champions League. Los Reds fueron derrotados por 2-0.

Ardiles y la Guerra de las Malvinas

No es secreto la rivalidad histórica entre Argentina e Inglaterra - dentro y fuera de las canchas. Por las Islas Malvinas, los dos países tuvieron problemas y culminó en una guerra en 1982.

El conflicto generó repercusiones también en el fútbol. El campeón del mundo con la selección argentina en 1978, Osvaldo Ardiles conquistó tres títulos con Tottenham: Dos Copas de Inglaterra y una Copa de la UEFA. Sin embargo, el centrocampista se marchó del club londinense por la guerra y fue prestado al París Saint-Germain tras la Copa del Mundo de 1982 en España.

Benayoun y la cuestión israelí

En 2006, durante la pretemporada, West Ham programó un viaje a Dubai, lugar que formaría parte de la preparación. Sin embargo, a causa de los conflictos entre Israel y los países árabes en Oriente Medio, el club optó por dejar a Yossi Benayoun, entonces titular y pieza importante del equipo, fuera de la plantilla para evitar incidentes, enviando y lo mandó a España durante dicho período de la pretemporada.

El primer partido de USA vs Irán

La Copa del Mundo de 1998 colocó a dos países con relaciones diplomáticas turbulentas frente a frente: Estados Unidos e Irán. Las naciones tenían una relación complicada desde 1980, cuando Estados Unidos apoyó a Irak durante la Guerra del Golfo.

Sin embargo, los problemas entre ambos países no entraron en el terreno de juego: los jugadores iraníes regalaron flores a los estadounidenses, además de posar para la todos los jugadores juntos. El partido acabaría 2-1 a favor de la selección asiática.

El título catari de 'poca' celebración

Invitado a la Copa América de 2019, Qatar conquistó su primer título hace poco tiempo. El país se proclamó campeón de la Copa de Asia este año, la cual fue bastante conmemorada dentro del país pero no pudo ser vista por muchos de sus aficionados.

Esto ocurrió por decisión de la sede de la competencia. Los Emiratos Árabes Unidos decretaron un bloqueo económico y político al país por acusar al gobierno catari de financiar el terrorismo, situación negada rotundamente por Catar.

En el campo, la selección no se dejó intimidar al golear a los anfitriones 4-0 en la semifinal y derrotando a Japón en la Final.

El juego de la 'unificación' alemana

La Copa del Mundo de 1974, celebrada en Alemania Occidental, fue escenario de uno de los juegos más destacados en la historia futbol: La 'unificación' de Alemania en las canchas.

La división del país por el Muro de Berlín, en 1961, representó la polarización mundial durante gran parte del siglo XX - el destino que se enfrentaran justamente en el Mundial celebrado en su propio país. El partido entre Alemania Occidental y Alemania Oriental se disputó en Hamburgo y sorprendentemente acabó con victoria para el lado oriental por 1-0. Sin embargo, Alemania Occidental, de Franz Beckenbauer, fue la campeona del torneo.

El duelo que terminó en guerra

Utilizar la palabra "guerra" para referirse a partidos de fútbol es común cuando se disputan clásicos y partidos importantes. Sin embargo, para Honduras y El Salvador, esta expresión se ha convertido en un conflicto-literalmente- entre ambos países.

Durante las eliminatorias para la Copa de 1970, las selecciones se enfrentaron en la semifinal de la competición. El primer duelo fue en Honduras y obtuvieron la victoria por 1-0. En la vuelta, El Salvador venció por 3-1, generando peleas en las calles entre los aficionados. Una tercer partida fue necesaria, en la Ciudad de México, con la victoria de El Salvador por 3-2, clasificándose para la siguiente ronda eliminatorias, y posteriormente para el Mundial de México.

Sin embargo, dos semanas después, se rompieron las relaciones diplomáticas entre los dos países, iniciando un conflicto armado el 14 de julio de 1969, que provocó más de dos mil muertes. Cuatro días después, los países firmaron una tregua, pero el tratado sería ratificado más de una década después.