Tiger Woods y otros deportistas que 'volvieron de la muerte' para competir otra vez

El regreso al golf de Tiger Woods, luego de haber sufrido un grave accidente de tráfico, nos recuerda los casos de algunos otros atletas que estuvieron cerca de morir y que volvieron al deporte con una voluntad férrea.

Casos como los del mexicano Raúl Jiménez o incluso el asombroso Niki Lauda, han inspirado series de televisión y películas ante el increíble de sus historias.

Aquí te presentamos a algunos atletas que regresaron de "la muerte" para volver a competir.

Tiger Woods

El accidente de Tiger Woods en 2021 del que ha vuelto para jugar el Masters de Augusta en 2022, no es la primera vez que el famoso golfista ha sufrido lesiones que han puesto en duda su continuidad en el deporte. Cinco operaciones de espalda y cuello, múltiples roturas de ligamentos y lesiones de tendones en la pierna izquierda, así como la remoción de tumores en la rodilla lo han perseguido desde 1994. Un verdadero indestructible.

Raúl Jiménez

El 29 de noviembre de 2020 la carrera del Raúl Jiménez pudo haber terminado. El futbolista mexicano que milita en el Wolverhampton Wanderers de la Premier League de Inglaterra estuvo cerca de morir, luego de sufrir un fortísimo choque de cabezas con David Luiz, durante un partido contra el Arsenal.

Jiménez sufrió una fractura de cráneo, por lo que su regreso a las canchas, ocho meses después, fue casi milagroso.

Niki Lauda

El hombre que volvió de la muerte no es una frase que le quede exagerada al austriaco Niki Lauda. En 1976 el entonces piloto del equipo Ferrari padeció las consecuencias de un accidente que habría matado a muchos y que habría retirado a todos los demás que hubieran padecido algo similar, pero el gran 'Niki The Rat' no sólo sobrevivió, sino que volvió para ganar dos de los tres títulos mundiales de la Fórmula 1 que acumuló en su carrera.

Del infierno que vivió en Nurburgring, donde chocó, sufrió quemaduras graves en cabeza y manos, además de haber respirado gases tóxicos que dañaron sus pulmones y sangre, fue al hospital donde recibió la extremaunción, pero no falleció. De hecho, volvió a correr esa misma temporada, sólo seis semanas después del percance, todavía con la carne viva por las quemaduras.

Greg Lemond

Greg Lemond, el que tras la desgracia de Lance Armstrong, es el único ciclista estadounidense que ha ganado el Tour de Francia. En 1987 sufrió un accidente de caza al recibir 60 perdigones de la escopeta de su cuñado, quien lo confundió con un pavo cuando salieron junto con un tío a cazar. El percance puso en riesgo, primero la vida y luego la carrera de Lemond, ya que perdió el 65 por ciento de sangre y tenía perforación de los pulmones.

El bravo atleta, quien ya había ganado el Tour en 1986, regresó al deporte 10 meses después, todavía con 35 perdigones alojados en su cuerpo, y se impuso en la carrera más importante del mundo en 1989 y 1990.

Alex Zanardi

El piloto Alex Zanardi es una historia aparte. En 2001, mientras corría para el equipo Mo Nunn Racing de la Serie CART, sufrió un accidente tan brutal en la pista de Lausitz, Alemania, que fue amputado de ambas piernas desde encima de la rodilla.

El italiano salvó la vida gracias a la gran intervención médica en pista del doctor Steve Olvey, pero ahí nació un nuevo Zanardi. Luego de correr con autos adaptados en categoría de Superturismo y la DTM se convirtió en un atleta seis veces medallista paralímpico de ciclismo. con cuatro oros y dos platas.

Desafortunadamente, en 2020 Zanardi volvió a sufrir un accidente grave, ahora cuando entrenaba paraciclismo en una carretera. Se estrelló contra un camión lo que lo dejó con serias fracturas de rostro y cráneo. Su estado fue gravísimo, pero ya está en su casa. Luego de 18 meses se comunica no verbalmente; puede ver y escuchar. Nadie puede asegurar que este hombre de férrea voluntad no vuelva a sorprender de alguna manera.

Bobby Charlton

La tragedia -- o Desastre aéreo -- de Munich en 1958 dejó 23 personas muertas, incluidos ocho jugadores del Manchester United, y también dejó lesionados. Bobby Charlton quien fue rescatado de los escombros del avión por el arquero Harry Gregg estuvo una semana hospitalizado con un trauma severo en la cabeza, pero retornó al equipo para llevarlo a ganar la Liga de Campeones de Europa y guió a la selección de Inglaterra a alzar la Copa del Mundo de Inglaterra 1966.

Christian Eriksen

El futbolista danés, Christian Eriksen, sufrió un paro cardiaco en la Eurocopa, el 12 de junio de 2021, en pleno partido contra Finlandia. Recibió resucitación vía desfibrilador y respirador en la misma cancha. Una semana después le fue instalado un marcapasos para poder continuar su vida. Nadie esperaba que el jugador de 30 años volviera a jugar, pero lo hizo con el Brentford, su nuevo equipo, el 31 de enero de 2022; incluso el 2 de abril anotó uno de los goles con los que vencieron al Chelsea por primera vez desde 1939.

Ana Fidelia Quirot

4 En enero de 1993, la ‘Tormenta del Caribe’ era una de las mejores semifondistas del mundo, premiada con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y varias medallas de oro panamericanas y mundiales.

En medio de ese gran momento, un grave accidente casero le produjo quemaduras de segundo y tercer grado en casi la mitad de su cuerpo. El sufrimiento fue peor aún, pues a raíz del tropiezo perdió su embarazo de siete meses.

Los primeros partes de prensa internacionales dudaban de su supervivencia, ni hablar de su regreso a las pistas algún día. Tras 21 cirugías y muchas rondas de terapias para reparar el daño a su piel, nadie esperaba un regreso, mucho menos ese mismo año. Pero Quirot se presentó a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce en noviembre de 1993 y logró lo imposible: no solo pudo correr a pesar de la falta de movilidad en sus brazos, sino que obtuvo la medalla de plata más celebrada de esa justa. Años más tarde, ganó el oro en el Campeonato Mundial de Atletismo de 1995 en Suecia y la plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.