Carlos Ortiz: Quise hablarle a mis papás y me daban ganas de llorar

play
Carlos Ortiz: 'Espero inspirar niños, como Lorena Ochoa hizo conmigo' (1:49)

El flamante ganador del Vivint Houston Open habló en exclusiva con John Sutcliffe, luego de su victoria en la PGA. (1:49)

Carlos Ortiz se convirtió en el tercer golfista mexicano en ganar un torneo organizado por la PGA

Carlos Ortiz se convirtió en el primer mexicano en ganar en el PGA Tour después de 42 años. El oriundo de Guadalajara, Jalisco, se llevó el primer sitio en el Vivint Houston Open y ganó su primer evento del máximo circuito del golf.

Tras recibir el trofeo, firmar la tarjeta y derramar unas lágrimas en el green del hoyo 18, la emoción aún seguía para el mexicano horas después, pues reconoció querer llamar a sus seres queridos y estar al borde de las lágrimas.

“No es solo por ganar ahorita, sino por los sacrificios de mi familia, de mi caddie, mis patrocinadores. Es demasiado lo que hay detrás de esto. Ahorita quise hablar con mis papás y me daban ganas de llorar. Fue difícil contenerme”, dijo emocionado a John Sutcliffe, analista de ESPN.

Carlos Ortiz creció en Guadalajara y las primeras pelotas que pegó fueron en el Guadalajara Country Club, donde entendió el deporte bajo la admiración a Lorena Ochoa, quien también se forjó en los mismos fairways y greenes.

“Espero hacer un poco de lo que Lorena Ochoa hizo conmigo que fue inspirar a niños y niñas a jugar este deporte y esto ayude a muchos niños que están jugando. Trabajando duro se puede llegar y cumplir sueños como el mío que era ganar en el PGA Tour”, dijo con alegría.

“Hay algo en Guadalajara que tenemos (los de ahí) y mucho se lo debo a Lorena (Ochoa), que puso ese gran ejemplo y me inspiró. Si hiciera un 1% de lo que hizo, me siento contento”, agregó desde el vestidor del Memorial Park Golf Course.

Cuestionado sobre su sentir a la hora de embocar su último putt, Carlos Ortíz confesó que fue la “cereza al pastel” después de la gran semana que tuvo, misma en la que mejoró también su aspecto mental.

“Entre mi caddie y yo nos enfocamos en el presente y no en lo que podía pasar. El último putt fue la cereza arriba del pastel y estamos contentos con el resultado. Jugué muy bien toda la semana, fui paciente, tuve buena actitud y estuve en el presente. Hoy pegué fairways y la puse cerca del hoyo. Pegar desde el fairway es más fácil que del rough”, dijo entre risas.

“El triunfo va a mi equipo de trabajo que son mi esposa, mis hijas, mis papás, mi caddie, mis patrocinadores, mis amigos en las buenas y en las malas. Tuve una carrera donde subí, luego bajé y luego subí de nuevo. Va para todos ellos”, finalizó Ortiz emocionado por ser el tercer mexicano en ganar en el PGA Tour.