Tiger Woods deja ir su sexto Masters en un domingo de altibajos en Augusta National

play
¡Histórico! Tiger Wodds hizo 10 golpes en hoyo 12 (0:47)

El estadounidense se apuntó su score más alto en el Masters de Augusta. (0:47)

Tiger Woods perdió la oportunidad de acrecentar su leyenda después que terminó la última ronda del Masters con una tarjeta final de 287 impactos y terminar -1 bajo par tras cuatro días intensos de actividad en búsqueda de su sexta ‘Green Jacket’.

Tiger, que terminó este sábado en el lugar 21 del tablero con un score de -5 bajo par, cayó hasta la posición 38 después de una ronda para el olvido, pues terminó con cuatro impactos por arriba de par de campo después que tuvo un cuádruple bogey en el par-3 del hoyo 12.

El ‘Tigre’ se paró en el tee del mítico hoyo y en su primer impacto se fue al agua. Fue penalizado y para el tercer golpe se fue una vez más al agua. Otro tiro de penalización y en el quinto impacto se fue al búnker del fondo. Al momento de sacar la pelota se pasó y fue al agua una vez más. Fue penalizado y para el octavo golpe se quedó en el primer corte con el approach. Putteo en el noveno y se quedó corto y en el décimo embocó.

Solo dos veces anteriores, Tiger Woods cometió un cuádruple bogey en majors. La primera vez fue en el US Open de 1996 cuando hizo ocho impactos en un par-4 y luego en el Open de 1997 también hizo ocho golpes en otro par-4.

El máximo score de Tiger en el Masters fue un 8, mismo que hizo dos veces, la primera ocasión en la 1ra ronda de 1999 en el hoyo 8 par-5 y la última vez fue en la 2da ronda de 2013 en el par-5 del hoyo 15.

De esta forma, Tiger Woods perdía las esperanzas de pelear por el título de Augusta National y se alejaba mucho de los primeros lugares. Pese a sus 10 tiros en el hoyo 12, terminó su ronda con -5 en los últimos seis hoyos, el mejor score que ha tenido de los hoyos 13 al 18 en toda su carrera en el Masters.

Finalmente, el ‘Tigre’ finalizó -1 bajo par tras cuatro días de competencia, con un poco de molestias físicas que se vieron al momento de hacer su swing y sacar la bola de los hoyos, y dejó escapar la oportunidad de empatar a Jack Nicklaus con seis Masters y superar a Sam Snead con 83 victorias en el PGA Tour.