El duende que espanta a todos en el 'Nemesio Díez', cuenta Erbín Trejo

ESPN.com.mx

TOLUCA -- La historias de terror, fantasmas, brujas o duendes, no sólo se limitan a relatos urbanos de nuestros antepasados o de hoy en día. El futbol mexicano no se salva de tener narraciones escalofriantes que al contarlas ponen la piel erizada.

Una de ellas, es la que se cuenta en el estadio Nemesio Díez, la casa de los Diablos Rojos del Toluca, que ya de por si con el mote, hace que el cuerpo reaccione espeluznantemente.

No cualquier jugador o personal del club Toluca se ha atrevido a platicar si durante su estancia por las instalaciones del 'Nemesio Díez' ha vivido momentos de terror, pánico y angustia. Sin embargo, hubo quien no tuvo temor ni miedo a charlar con este medio.

Erbín Trejo, el mismo jugador que la semana pasado anotó un gol entrando de cambio en el juego ante León, hizo una pausa a sus actividades de la cancha para platicarnos del duende que se le apareció en los dormitorios de la casa club del inmueble, justo debajo de las tribunas de Sombra Preferente y VIP.

Al momento de cuestionarlo sobre el personaje que se le apareció, de inmediato el semblante de Trejo reaccionó con una mirada de temor y angustia por lo que le había sucedido.

"Estaba en casa club, en mi cuarto, y de repente vi pasar de reojo algo en la puerta; yo estaba sentado en la cama y me quede pasmado, me llamo la atención", instantes después, "pasó de regreso; era una cosa chiquita, vestido medio raro y con pantalones cortos, así como describe la gente, a un duende me tocó ver".

Nos cuenta que su reacción fue de estremecimiento. De inmediato les comentó a sus compañeros y "me dijeron que a lo mejor había sido un gato. Yo les dije que un gato no camina sobre dos patas, así que, en esa ocasión sí me tocó ver algo así".

Trejo aceptó que hasta antes de lo ocurrido "era una persona escéptica", pero "dejé de serlo luego de lo que vi aquella noche, decía que esas cosas no existían y ahora creo".

Relata el jugador que "así como hay cosas buenas, creo que hay cosas malas y lejos de nuestro entendimiento. Lo del duende no me había tocado vivirlo, yo quedé muy asustado, no podía ir al baño solo. Vivía con (Raúl) Nava y lo despertaba para que me acompañara, jamás me había tocado algo así".

"Al principio me asustó demasiado, ya después dije, si no me hizo nada, no tengo porque demostrar miedo", agregó Trejo.

Erbín describió, que después de instalarse las cámaras en diferentes puntos del estadio se apareció una mujer rondando los pasillos del inmueble.

"Recuerdo que el vigilante nos dijo que porqué habíamos metido una chava. Nosotros no sabíamos de lo que nos hablaba. Entonces, nos llevó a ver los videos y si, efectivamente había detrás de nosotros una mujer a las afueras del comedor. Desde entonces ya no bajamos".

"Hay muchas historias en el estadio, pero igual te lo decían algunos compañeros para asustarte. Nunca me tocó hasta que viví lo del duende, desde esa ocasión no he vuelto a verlo. Pero si, fue un momento de un gran susto", explicó el jugador.

Erbín, mejor conocido entre sus compañeros como "Furcio" (sin que este medio le haya preguntado del porqué del mote), agregó que recientemente en la pasada Fecha FIFA de octubre, viajó al estado de Hidalgo para visitar a su abuela.

Ahí, dijo, "me tocó ver una bola roja, incluso, tengo el video; era algo que se movía detrás del monte. Nos pusimos a grabar con mis padres, mi hermana, y mi mamá estaba muy asustada. Desde entonces creo que hay cosas muy raras y que en lo personal me ha tocado vivir".

Se trata de la mujer que ronda en los pasillos de los dormitorios donde se concentra la Sub 20, justo arriba de la sala de conferencia.

En el Clausura 2013, previo a un encuentro de la CONCACAF Liga de Campeones y en una entrevista con el entonces jugador Antonio Naelson 'Sinha', se escucharon pasos en la planta alta y como una puerta se cerraba lentamente.

La entrevista que se realizaba en el lobby del edificio paro apenas minutos iniciada la charla con el ex mediocampista del Toluca. Algunos compañeros de la producción de televisión subieron las escaleras, pero nunca encontraron algo.

Quién nos acompañaba del área de prensa del equipo (Monserrat), relató que no era la primera vez que se escuchaban ruidos. Ya otros compañeros, incluso jugadores, habían comentado que por las noches se oía el caminar de la mujer, pero que jamás han podido ver nada.