Investigan a entrenador panameño por escándalo en hipismo

Casi una treintena de figuras del hipismo estadounidense, incluido el entrenador de Maximum Security y un colega panameño, enfrenta cargos en conexión con lo que las autoridades describen como un extenso programa internacional de dopaje de caballos de carrera a fin de volverlos más rápidos.

El entrenador Jason Servis, cuyo establo incluye al campeón tresañero, fue acusado de suministrar drogas a ese y otros caballos, con el fin de mejorar su desempeño en las carreras. Maximum Security cruzó primero la meta en el Derby de Kentucky de 2019, antes de ser descalificado por una interferencia.

Después de ello, ganó cuatro de cinco prestigiosas carreras.

Los cargos apuntan a entrenadores, veterinarios y otras personas. Los detalles están incluidos en cuatro documentos acusatorios revelados el lunes en una corte federal en Manhattan.

En total 27 individuos fueron encausados el lunes en el tribunal, acusados de adulteración de drogas y complot para colocar etiquetas falsas en productos.

Las drogas "fueron dadas a los caballos en un esfuerzo por mejorar su desempeño más allá de sus capacidades naturales", dijo en una conferencia de prensa William F. Sweeney Jr., subdirector a cargo de la oficina del FBI en Nueva York. "Lo que pasó en realidad con los caballos equivale ni más ni menos que a un abuso de éstos. Experimentaron problemas cardíacos, esfuerzos excesivos que derivaron en fracturas de patas, mayor riesgo de lesiones y, en algunos casos, la muerte. En contraste, los seres humanos involucrados en este ardid continuaron llenando sus bolsillos, mientras manipulaban esta industria de las carreras hípicas, que generan miles de millones de dólares, en todo el mundo".

De acuerdo con las autoridades, se exigía demasiado a distintos caballos, que presentaron problemas cardíacos o incluso murieron. Los investigadores añadieron que también se les suministró a los animales sustancias que les permitían tolerar mejor el dolor, lo que podía dar lugar a fracturas de las patas.

Las autoridades dijeron que los participantes en el fraude afectaron los resultados de carreras en Nueva York, Nueva Jersey, la Florida, Ohio, Kentucky y los Emiratos Árabes Unidos. Añadieron que hubo engaños a los reguladores estatales, los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, varias entidades rectoras del hipismo y los apostadores.

Alex Waldrop, presidente y director general de la Asociación Nacional de Carreras de Purasangre, consideró "execrables" los actos indebidos.

"No hay lugar en nuestro deporte para individuos que tratan a los caballos sin respeto por su bienestar o que socavan la integridad de nuestras competiciones para obtener un lucro personal", indicó Waldrop. "Apoyamos el esfuerzo para sacar a la luz estos cargos, y confiamos en que su pronta adjudicación ayude a que otros participantes en el hipismo y el público en general tengan la certeza de que no condonaremos ni toleraremos la conducta denunciada en estas acusaciones".

Las autoridades federales allanaron establos en la Florida y una fábrica en Kentucky.

En la acusación se señala que Servis dio a Maximum Security una droga llamada SGF-1000, la recomendó a otro entrenador y se alió con un veterinario para hacer que los resultados de los análisis se confundieran con falsos positivos de otra sustancia. El otro entrenador, el panameño Jorge Navarro, figura entre los acusados.

El 29 de febrero, Maximum Security ganó la carrera con mayor bolsa en el mundo, la Copa Saudí de 10 millones de dólares.