Fernanda y Martín: los ticos que le abrieron paso al porrismo de Costa Rica en el Cirque Du Soleil

María Fernanda Chacón y Martín Carmona, son dos porristas costarricenses que dejaron el gimnasio para brillar en el circo, y no en cualquiera, sino en el más prestigioso del mundo: Cirque Du Soleil.

Aprovecharon el paso del tren que venía a toda velocidad y no lo dejaron ir, se montaron y tuvieron una gran transformación porque dejaron de ser deportistas y se convirtieron en artistas. Aunque claro está que sin las bases del porrismo esta oportunidad nunca les hubiera llegado.

Ellos le dijeron sí al reto, que llegó muy temprano en sus carreras, quizás lo soñaron en algún momento; hacer acrobacias, saltos, volar en los espectáculos de un circo, pero cuando en el mapa aparece un nombre como el del Cirque Du Soleil no hay que pensarlo dos veces.

“Vamos a ser sinceros no lo esperábamos tan rápido, sí nos planteamos en algún momento llegar a un circo, pero esto llegó, así como de casualidad. Recuerdo que estábamos en nuestro último Mundial de Porrismo y la cazatalentos vio nuestra presentación. Un amigo porrista Francisco estaba sentado a la par de la cazatalentos y ella le preguntó por nosotros, pues se encontraba sorprendida por el acto. Francisco nos pasó el contacto que ella había dejado, luego hablamos con ella, hicimos un campamento en Canadá y en 2016 nos llamaron para formar parte del primer proyecto del Cirque Du Soleil a través de la compaña MSC para hacer espectáculos en un crucero por diez meses”, relató María Fernanda Chacón.

Nunca el porrismo había tenido ese espacio dentro de un espectáculo de esta categoría, y esta pareja de Costa Rica convenció al circo y abrió el camino para que muchos otros porristas audicionaran.

“Habían tenido gimnastas, acróbatas, pero nunca porristas, nosotros fuimos los primeros en ser contratados. Posteriormente se nos unió una pareja con la que empezamos a hacer los espectáculos en el barco. Recuerdo que eran dos presentaciones durante seis días a la semana, de las 6 de la tarde en adelante, nosotros llegábamos nos maquillábamos, calentábamos y luego directo al acto que aproximadamente duraba seis minutos. Claro, el espectáculo es más amplio porque hay diferentes participaciones de otros artistas, así que nosotros también teníamos que ayudar fuera de escenario”, comentó Martín Carmona.

Fueron más de dos años de viajar en cruceros para volar, saltar y divertir a la gente, conocieron más de 15 países de Europa y tuvieron que acostumbrarse a estar lejos de la familia.

“No fue fácil el inicio, primero el ser artista es diferente a ser porrista, la expresión corporal cambia. Nosotros teníamos dos tipos espectáculos, uno que es el Viaggio, que era más básico, de circo tradicional y el Sonor que sí era más acrobático, donde combinamos muchos elementos de porrismo”, indicó María Fernanda Chacón.

“Al principio recuerdo que nos mareábamos en el barco y había que medir muy bien los saltos y vuelos porque un mal movimiento podría ser letal, recordemos que el barco flota y a partir de ahí muchas cosas cambian. A veces los cambios de clima nos afectaban, pero todo ese sacrificio valió la pena”, dijo Martín Carmona.

En este momento Fernanda y Martín se encuentran en Costa Rica dada la situación que atraviesa el mundo por el COVID – 19 y están a la espera de que las compañías de entretenimiento regresen a la normalidad para ofrecer sus servicios ya que tienen entre manos su nuevo proyecto: Cheercus.

“Ya grabamos nuestro primer solo, queremos ofrecer nuestros servicios de acróbatas, para ello nos ayudaron dos coreógrafos, uno norteamericano y otro tico, Ricardo Granados, así que tenemos las bases para nuestro propio espectáculo y volver con más fuerza tras la pandemia”, aseguró Martín Carmona.

Además, señalaron que su deseo es volver a la competencia en porrismo y estar en algunas actividades o eventos de la Federación Cheer and Dance de Costa Rica, ente que rige el porrismo en Costa Rica.

“Nunca nos hemos ido del porrismo, estamos preparando un regreso y también pensando en hacer campamentos y por qué no ayudar a cumplir sueños”, finalizó María Fernanda Chacón a ESPN.