Martha del Valle, la atleta mexicana que quedó varada en Alemania previo a Tokio 2020

La jinete mexicana contemplaba un ciclo de tres meses, sin embargo, este tiempo en Europa le ha servido para tener mejor referencia de los retos que le esperan en Tokio 2021

El Covid-19 cambió los planes de Martha Fernanda del Valle, jinete de doma que representará a México en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pues se encuentra varada desde hace más de nueve meses en Alemania, país en el que originalmente contemplaba estar sólo tres meses para culminar su preparación de cara a la justa veraniega.

"Ha sido un poco difícil, porque cuando inicialmente teníamos los juegos el año pasado, había toda una planeación sobre el entrenamiento y todo para llegar una mejor forma. Tienes que ver cómo adaptar todo ese entrenamiento para un año después y aquí también hemos intentado hacer competencias dentro de lo que se puede. Primero la dificultad que todos enfrentamos del encierro y de todas estas dificultades de viajar y todas estas cosas, estando lejos de mi familia y no poder verlos", expresó la amazona.

La mexicana que creció rodeada de caballos de raza lusitana, pasión que fue desarrollada gracias a su padre, ha tenido como principal reto hacia Tokio 2020 el dejar su país para cumplir el sueño de representar a México en la disciplina de adiestramiento equino dentro de la Delegación Mexicana que tendrá presencia en los próximos Juegos Olímpicos.

"La primera dificultad es que tuve que salir del país para clasificar, para poder hacer competencias del nivel que necesitas, porque en México no tenemos esa posibilidad. Ahí es donde empecé con Florida (su caballo) y después venimos para Europa, donde hay muchísima competencia, y es relativamente fácil trasladarse entre países y las distancias no son tan grandes".

"Empecé con los Juegos Panamericanos, esa fue una de mis competencias que me empezó a dar estos puntos y después fui a hacer la temporada de invierno en Florida el año pasado, donde termine de conseguir mis puntos",agregó.

No solo en el aspecto deportivo ha tenido que sortear diferentes pruebas, también en el aspecto económico, ya que el deporte ecuestre es uno de los más costosos para practicar profesionalmente y en el que se tiene que invertir en la preparación de su caballo, que es un ejemplar de raza lusitana que nació precisamente bajo los cuidados de su familia.

"El caballo es un atleta. Entonces tienes que tener esa parte de entrenamientos, alimentación, veterinaria, todo eso es muy importante y son cosas muy caras, son gastos muy fuertes y es complicado por esa parte y después cuando te dedicas de esto y vives de esto, pues termina siendo un círculo donde lo que entra lo tienes que poner para tu poder competir y para tu sacar adelante a tu caballo y está complicado pagar todos estos gastos".

"Lo que lo conozco y lo que me conoce, a pesar de varias limitaciones, y todo lo que sea y la raza tal vez no es en este momento de las más fuertes compitiendo y todo esto es un caballo que lo da todo. Es algo muy especial, mi caballo nació en mi casa", agregó.

Su paso por Alemania ha servido para que Martha del Valle tenga una mejor referencia del nivel que enfrentará en sus primeros Juegos Olímpicos.

"El deporte es súper conocido aquí, parece que todo el mundo tiene algo que ver con caballos, todo el mundo conoce el deporte y es parte de su cultura. Entonces, pues sí evidentemente el nivel y sobre todo la cantidad de gente practicando este deporte es muchísima, el apoyo, toda la preparación es muchísima. Espero que ahora en marzo ya sea posible estar haciendo un par de competencias. Ya teníamos planes de hacer algunos concursos, pero también han sido cancelados", expresó.

La participación histórica que México ha tenido en los Juegos Olímpicos en este deporte se resume a una medalla de oro obtenida en la edición de Londres 1948, cuando Humberto Mariles, Rubén Uriza y Alberto Valdéz lograron conseguir la única presea dorada que México ostenta en una competencia de este tipo.

"En México es un deporte que todavía está muy al principio, todavía está con muy poca gente si comparamos con otras partes del mundo, todavía falta mucho preparar a la gente con esta cultura ecuestre", concuyó.