El árbitro del TMO de la final del Mundial anunció su retiro internacional por abusos

Tom Foley, el árbitro encargado del TMO del partido de la final del Mundial de Rugby entre Nueva Zelanda y Sudáfrica, decidió alejarse de la actividad internacional, debido a "críticas y abusos en línea".

El encuentro final de la Copa del Mundo finalizó con victoria de los Springboks por 12-11 frente a los All Blacks. Durante el partido, el encargado del TMO, Tom Foley, realizó una serie de llamados a Wayne Barnes, árbitro principal, incluyendo la roja al capitán neozelandés, Sam Cane.

Foley fue árbitro por 13 años, en los que se incluyen siete de referato internacional, con 48 test matches en su haber, 16 de ellos en el Seis Naciones y ocho en la última cita mundialista. "La presión y el escrutinio que sufrí después de la final de la Copa Mundial de Rugby, junto con un torrente de críticas y abusos online, me han ayudado a reafirmar que esta es la decisión correcta para mí en este momento de mi vida", dijo Foley en un comunicado publicado por la Unión de Rugby y Fútbol de Inglaterra.

Luego, agregó: "Si bien es un privilegio estar en el centro de algunos de los momentos más emblemáticos del deporte, los crecientes niveles de vitriolo, cuando las exigencias y expectativas son tan altas, me han llevado a este momento".

Foley dijo el mes pasado que algunos trolls virtuales dijeron que deseaban que su familia "muriera en un terrible accidente automovilístico", mientras que otros enviaron correos electrónicos a la escuela de sus hijos para repartir abusos.

El director ejecutivo de la RFU, Bill Sweeney, dijo: "El abuso que ha sufrido desde la final de la Copa Mundial de Rugby, junto con otros funcionarios involucrados en ese juego, es totalmente inaceptable y nadie debería ser tratado de esta manera, haciendo su trabajo por el deporte que practica". tan comprometido y apasionado. "Haremos todo lo posible para ayudar a protegernos contra el abuso dirigido a los árbitros y jugadores, e instamos a todos en nuestro juego a considerar el papel que pueden desempeñar en la defensa de los valores del rugby", comunicó.

Cabe recordar que Wayne Barnes también se alejó de la actividad y remarcó su preocupación por los abusos que él y su familia recibieron en las redes sociales durante años.