Juan Martín González y su presente en Saracens: "La competencia por el lugar es una locura"

Juan Martín González fue titular en cada uno de los siete partidos de Los Pumas en el reciente Mundial de Francia, que incluyó el partido inaugural del grupo contra Inglaterra y luego la final por el Bronce en París. En este último, Inglaterra estuvo liderada por su nuevo compañero en Saracens, Owen Farrell.

El último, fue un encuentro muy parejo ante La Rosa, que ganó 26-23, y el argentino reflexionó sobre el hecho de que todos los puntos en su contra fueron anotados por jugadores sarracenos (tries de Ben Earl y Theo Dan, junto con 16 puntos del pie de Farrell). Además, Inglaterra ganó también en la inauguración del grupo por 27-10.

González también conoció de cerca durante la Copa del Mundo a Maro Itoje, Jamie George y Elliot Daly, y también jugó contra el galés Nick Tompkins en los cuartos de final. Entonces, ¿cómo fue para él tratar a Farrell y compañía como amigos en lugar de rivales? “Fue realmente bueno jugar contra un equipo inglés tan bueno que estaba repleto de jugadores sarracenos, pero también fue difícil. Y obviamente fue decepcionante perder contra ellos dos veces”, admitió quien llegó al club hace un mes y ya marcó dos conquistas.

Además, el mendocino agregó: “Me mostró lo que podía esperar cuando me uní a Saracens después del Mundial. Todos ellos son jugadores muy influyentes y será bueno tenerlos de mi lado ahora”.

El desafortunado colapso financiero del London Irish a principios de este año le obligó a buscar un nuevo destino y, habiendo jugado 37 veces para los Exiles durante dos temporadas, terminó eligiendo continuar su carrera junto a Lucio Cinti en los sarries, institución que ya vio pasar una larga lista de argentinos, como por ejemplo: Eduardo Bello, Emiliano Bergamaschi, Marcelo Bosch, Tomás de Vedia, Juan Figallo, Roberto Grau, Francisco Leonelli y Juan Pablo Socino.

“Me encanta el hecho de que haya tantos grandes jugadores argentinos que pasaran por Saracens antes que yo. Significa que tendré que mantener los altos estándares que me preceden”, añadió el tercera línea.

Por otro lado, González también contó: “Recibí una bienvenida muy cálida cuando llegué; todos me ayudaron a instalarme. Fue fantástico jugar un par de partidos y estuve encantado de anotar mi primer try para el club contra Newcastle Falcons. Cuando jugaba en el London Irish sabía que los sarries eran el mejor equipo del torneo. Desde que llegué aquí, puedo ver por qué. La competencia por el lugar es una locura y no sólo entre los internacionales del plantel. Los estándares son altos y sé que tengo una lucha difícil en mis manos cada semana para tener la oportunidad de jugar”.